Decenas de personas han bloqueado la entrada a la oficina de la empresa de mensajería Unipost en Terrassa (Barcelona), donde agentes de la Guardia Civil han realizado un registro para incautarse documentación relacionada con el censo del referéndum del 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional.

Tras varias horas dialogando con los manifestantes, finalmente los Mossos han desalojado a algunos de ellos para habilitar el paso a la sede de la comivita judicial que tiene la orden de inspeccionar los sobres incautados, en busca de tarjetas censales.

Los hechos se han desarrolado desde la mañana de este martesm cuando la Guardia Civil ha encontrado en un registro una "ingente cantidad" de sobres con el logotipo de la Generalitat, en los que los agentes sospechaban podría haber las tarjetas censales necesarias para celebrar el referéndum.

Tras el hallazgo, el titular del juzgado de instrucción número 3 de Terrassa acordó intervenir la totalidad de los sobres incautados en la empresa y abrir uno de ellos, ante los indicios de que el responsable de la compañía podría ser "cooperador necesario de un delito de malversación de caudales públicos" vinculado a la organización del referéndum.

El juez ordena requisir más documentación en la oficina de Unispost

Ante esta decisión judicial, un centenar de personas se concentraron a las puertas de la empresa para tratar de impedir que el secretario judicial pueda acceder para abrir los sobres, lo que ha generado momentos de tensión que han llevado al secretario judicial a no salir de su coche por motivos de seguridad.

El secretario judicial ha logrado finalmente entrar en la empresa, cubierto con un pasamontañas, después de que los Mossos d'Esquadra se llevaran en volandas a una treintena de jóvenes que, sentados en la calle, trataban de impedir el paso de la comitiva judicial y gritaban consignas a favor del referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional.

Los Mossos han despejado el extremo norte de la calle, donde había menos manifestantes ya que el grueso se encontraba frente a la entrada principal de la empresa, y finalmente el vehículo del secretario judicial ha podido entrar en el garaje de Unipost.

Poco después, el vehículo abandonaba el garaje de la empresa junto con una furgoneta en la que supuestamente se encuentra el material incautado.

Para el juez, del oficio que ha aportado la Fiscalía detallando el hallazgo de la Guardia Civil se desprenden "claros indicios" de la posible participación de los responsables de Unipost en el delito de malversación de caudales públicos.

El magistrado ordena que la apertura del sobre se lleve a cabo a lo largo del día de este martes en las dependencias judiciales, ante el secretario judicial, la Fiscalía y el propio magistrado, en presencia de los agentes de la Guarda Civil y de un representante de Unipost.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.