Ryanair
Ryanair RYANAIR

A la cancelación de más de 2.200 vuelos de Ryanair anunciada la pasada semana por el presidente de la compañía, Michael O'Leary, que afectará a más de 420.000 pasajeros, se suma este miércoles el anuncio de nuevas cancelaciones en vuelos que afectarán a otros 400.000 usuarios hasta marzo de 2018.

La semana pasada cientos de miles de pasajeros recibieron un email informándoles de que su vuelo había sido cancelado, una escena que se repetirá con esta nueva oleada de cancelaciones. Pero ¿qué hay que hacer si eres uno de los afectados? Ryanair ofrece dos opciones a sus clientes a través de su página web: el reembolso online del billete o transferir su vuelo cancelado.  

Para la primera opción, la aerolínea irlandesa pone a disposición de los afectados una web a través de la que "cancelar su reserva y reclamar un reembolso total del precio de los vuelos no utilizados".

Por otro lado, la compañía asegura que la manera más fácil de cambiar el vuelo "de manera gratuita", eso sí, "sujeto a disponibilidad", es "accediendo a la reserva online". "Si necesita que su vuelo sea transferido saliendo/llegando de otro aeropuerto distinto al que vuele Ryanair o si necesita cambiar un vuelo de vuelta que no ha sido afectado por favor contacte con uno de nuestros asesores utilizando el chat gratuito —colpasado durante toda la tarde— o llamando a uno de los números de contacto de atención al cliente". 

Reembolso y compensación

FACUA, por su parte, recuerda que, según detalla el Reglamento CE 261/2004, los pasajeros tienen derecho, además del reembolso del billete, a recibir una compensación por parte del transportista aéreo a menos que:

1) "Se les informe de la cancelación con dos semanas de antelación".

2) "Que el aviso se produzca entre dos semanas y siete días y se les ofrezca un transporte alternativo que les permita salir con no más de dos horas de antelación con respecto a la hora de salida prevista y llegar a su destino final con menos de cuatro horas de retraso con respecto a la hora de llegada prevista".

3) Que la advertencia llegue "con menos de siete días de antelación con respecto a la hora de salida prevista y se les ofrezca tomar otro vuelo que les permita salir con no más de una hora de antelación con respecto a la hora de salida y llegar a su destino final con menos de dos horas de retraso con respecto a la hora de llegada".