La actriz Dakota Johnson ha dado a conocer el truco para rodar las escenas de sexo que protagoniza junto a Jamie Dornan en las películas de Cincuenta sombras..., cuya tercera parte, Cincuenta sombras liberadas, llegará a los cines en febrero de 2018.

"Chupitos de whisky y menta. Él hacía flexiones mientras yo me quedaba allí y bebía whisky", ha contado en una entrevista publicada en la web Cinemablend.

El alcohol les ayudaba a desinhibirse, especialmente durante el rodaje de la primera película, Cincuenta sombras de Grey, en la que tanto Johnson como Dornan se quedaban "petrificados" ante las escenas de sexo.

No obstante, Johnson admite que al final no siempre seguían esta especie de ritual para las escenas subidas de tono. Posteriormente, a medida que se hicieron amigos, el proceso fue más fácil, como ambos actores reconocieron al medio ET Online.