Rescatan las pelotas que quedan varadas en los lagos con la ayuda de buzos profesionales. A eso se dedica la malagueña Bolexgolf, la primera empresa andaluza que recupera, recicla y después vende pelotas de golf usadas.

Una máquina las clasifica por marcas y modelos y se limpian y lijan para eliminar la laca. Luego se pintan y se les devuelve su color original.

La empresa, afincada en Casabermeja, ha recibido una ayuda de la Consejería de Innovación y tiene pensando patentar la idea.

La media de bolas que consigue recoger al mes oscila entre 5.000 y 10.000, aunque el fin es sacar 150.000, es decir, 1,8 millones al año.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA.