Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) han detenido en Guipúzcoa, Navarra y Badajoz a diez personas que integraban una red dedicada a captar a mujeres en Brasil para traerlas mediante engaños a España, donde las obligaban a prostituirse, ha informado la Delegación del Gobierno en Euskadi.

En un club de Itsaso había mujeres extranjeras en situación irregular, obligadas a ejercer la prostitución

Miembros de la Brigada de Extranjería de San Sebastián iniciaron las investigaciones sobre esta red el pasado mes de septiembre, cuando descubrieron que en un club de Itxaso (Guipúzcoa) había mujeres extranjeras en situación irregular que eran obligadas a ejercer la prostitución.

Las chicas eran retenidas en el local, sin posibilidad de abandonarlo, y eran obligadas a pagar mediante la prostitución el precio del billete que los responsables de esta trama les habían adelantado para llegar a España y que, en ocasiones llegaba a los 6.000 euros, tres veces más del precio real.

En algunas oportunidades, las chicas, que pensaban que en España se iban a dedicar a trabajos distintos a la prostitución, llegaban a ser "vendidas" a otros establecimientos similares, "con la única finalidad" de conseguir "un beneficio económico de forma estable y permanente" para los responsables de la red, según la citada fuente.

En algunos casos, las chicas llegaban a ser vendidas a otros establecimientos similares

Hasta el momento han sido arrestadas diez personas, en una operación coordinada por las brigadas de Extranjería de San Sebastián, Pamplona y Mérida (Badajoz). Los arrestados son I.T.B., capturado en la capital guipuzcoana; B.G.C., I.M.L.M., M.L.F.A., E.A.A., N.S.B., J.T.G.J., y O.O., detenidos en Itxaso; A.C.B., arrestado en Quintana de la Serena (Badajoz), y F.P.G., detenido en Pamplona.

La investigación del Cuerpo Nacional de Policía continúa abierta. Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente que ha decretado prisión para tres de los arrestados, ha dejado en libertad bajo fianza a otros cuatro tras imputarles varios delitos, mientras que los tres restantes han quedado en libertad sin cargos.