Francesco Arcuri vuelve con los niños a Italia sin comunicarlo a los abogados de Juana Rivas

Francesco Arcuri llega a la Comandancia de la Guardia Civil.
Francesco Arcuri llega a la Comandancia de la Guardia Civil.
EUROPA PRESS

Francesco Arcuri, la expareja de Juana Rivas, ha vuelto con sus hijos a Italia, donde reside en la isla de Carloforte, después de que la madre de Maracena, investigada por un supuesto delito de sustracción de menores, cumpliera el pasado lunes la orden judicial de devolver a los niños, de once y tres años, a su progenitor. Por su parte, los abogados de Rivas aseguran que 'no les han comunicado dónde están los niños, que debían comparecer a una diligencia judicial.

Según han informado fuentes del caso, Francesco Arcuri, condenado por lesiones en el ámbito doméstico en 2009, ha salido del territorio nacional español tras darse por completados los trámites judiciales que quedaban pendientes en la vía penal, que se esperaba en un inicio que se demoraran unos días más.

Juana Rivas, que continúa en calidad de investigada por una supuesta sustracción de menores y desobediencia judicial, presentó en julio de 2016 una denuncia por supuestos malos tratos en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Granada, que fue remitida este mes de agosto a los tribunales italianos, competentes para dirimir sobre ella, pues los hechos habrían tenido lugar en Carloforte. Igualmente, la denuncia ha sido ampliada, también este agosto, en el juzgado granadino y ha sido tramitada por la juez para que la Fiscalía se pronuncie.

Por otro lado, el próximo 31 de octubre, en Italia, hay una vista previa del proceso judicial por el que habrá de decidirse la forma de custodia de los niños, así como el régimen de visitas que se acuerde entre sus progenitores. El nuevo abogado de la madre, Juan de Dios Ramírez, no ha especificado este jueves si existen negociaciones entre las partes a este respecto. Sí ha indicado que están en contacto con los abogados italianos para abordar el caso en este país europeo.

Lo ha hecho tras informar de que los padres, el hermano y la hermana de Juana Rivas se han acogido a su derecho a no declarar cuando han comparecido ante la juez de lo penal como investigados por intervención en el posible delito de sustracción de menores por parte de la madre de Maracena.

Juana Rivas fue puesta en libertad provisional como investigada el pasado 22 de agosto, después de declarar detenida en sede judicial y poner fin al casi un mes que estuvo ilocalizable tras no cumplir con la orden judicial de entregar los niños al padre el 26 de julio. Posteriormente, entregó a sus hijos en la Comandancia de la Guardia Civil, a instancias de la juez de lo penal, el pasado 28 de agosto.

Al hilo de esta entrega, fuentes judiciales señalaron que la medida cautelar de retirar los pasaportes de los menores, dictaminada por el Juzgado de Primera Instancia número tres de Granada, especializado en familia, antes de que la madre entregara a los niños, dejaba de estar en vigor.

Asimismo, la tramitación de la denuncia ampliada en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Granada por Rivas por supuestos malos tratos sucedidos en Italia no iba a interrumpir la "restitución de los menores a su ambiente", que valorará en su momento la comisión mixta para el cumplimiento del Convenio de La Haya en la que está el Ministerio de Justicia español, una vez los niños estén instalados en su residencia habitual en la isla italiana de Carloforte, donde el padre regenta un establecimiento de hospedaje.

Tanto ésta como cualquier otra denuncia se irán tramitando pero ello "no interrumpe lo dicho por los fallos anteriores y firmes de restitución de los menores a su ambiente, antes de ser retenidos en contra de la voluntad de uno de sus progenitores", agregaron las fuentes judiciales consultadas.

Sin comunicarlo a los abogados

El equipo jurídico de Rivas ha afirmado la tarde de este jueves que desconoce dónde se encuentran los hijos de su representada y que Arcuri no ha comparecido en el Juzgado ni en el Instituto de Medicina Legal para practicar una diligencia a uno de ellos.

A través de un comunicado remitido a Efe, los abogados de la vecina de Maracena han asegurado que no conocen "el paradero y el estado" en el que se encuentran los hijos de 3 y 11 años.

"Dicha información no obra en el juzgado y, por tanto, ninguna noticia al respecto nos ha podido ser notificada por éste", han advertido.

Asimismo, los letrados de Rivas han indicado que les consta que el padre no ha comparecido ante el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que lleva la causa penal contra la madre, ni ha puesto a disposición del Instituto de Medicina Legal a ninguno de sus hijos "para que procediesen a la práctica de una diligencia probatoria".

Todo ello, añaden en el comunicado, dado que en el domicilio que había indicado al juzgado "ya no se encuentra" y se ha marchado con los niños "sin notificar nueva dirección" ni comunicar al órgano Judicial dónde se haya dirigido.

Los niños recibirán apoyo psicológico

Por su parte, los servicios sociales del municipio de Carloforte, en la isla de Cerdeña, han asegurado que trabajarán para garantizar el bienestar de los hijos de Juana Rivas con asistencia directa, apoyo psicológico y ayuda pedagógica y educativa, si esta fuera necesaria.

La asistente social de Carloforte, Carla Serra, explicó que la situación "es delicada por tratarse de menores" y rechazó entrar en detalles sobre cómo va a ser el procedimiento mediante el cual los servicios sociales atenderán a los hijos de Juana Rivas y el italiano Francesco Arcuri.

Serra, no obstante, indicó que, como en circunstancias similares, en estos casos los servicios sociales de Carloforte se ponen "a disposición de los tribunales" para evaluar la situación y determinar el tipo de ayuda que van a brindar.

"Tenemos un equipo completo, con una asistente que soy yo, una pedagoga, un psicólogo y también ofrecemos servicio educativo si es necesario", puntualizó. "Somos el brazo operativo de los tribunales", comentó, antes de indicar que se estudiarán los tiempos y la dedicación que requiere el caso.

Los servicios sociales valorarán las condiciones de vida de los menores con su padre y posteriormente elaborarán un informe que entregarán a la justicia italiana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento