Sobre las 19.30 de esta tarde se ha "constatado" por parte del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) la caída de la tensión eléctrica en la vía ferroviaria de Navarra, en el tramo situado entre Cizur Mayor y El Carrascal, según la Guardia Civil por un acto de sabotaje.

Por esta caída de tensión se han visto afectados tres trenes de los que uno tuvo que regresar a Zaragoza, otro detenerse en Tafalla y el tercero ha continuado hacia Castejón de Ebro, informó la delegación del Gobierno en Navarra en un comunicado.

Los efectivos de la Guardia Civil que se trasladaron a la zona "han comprobado que se había producido el corte intencionado de las contrapesas de la catenaria situadas en el punto kilométrico 171,600, en el término municipal de Esquíroz".

No amedrentarán a la sociedad

La Delegación condena en su comunicado este acto de sabotaje y destaca "su solidaridad con RENFE y con los pasajeros afectados".

Asimismo, señala que se trata de un acto kale borroka "totalmente inútil a los efectos de amedrentar a la sociedad, por lo que el perjuicio causado a los pasajeros resulta absolutamente estéril".

La nota informa de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado investigan el suceso para intentar detener a los culpables y ponerlos a disposición de la autoridad judicial.