Bravo pide "libertad de expresión" a la salida del calabozo

Concentración de militares el sábado.
Concentración de militares el sábado.
EFE / Victor Lerena
Jorge Bravo, brigada del Ejército de Tierra, recluido en el centro disciplinario de Colmenar Viejo por participar en una manifestación de guardias civiles, ha pedido a su salida del calabozo "libertad de expresión" en los ámbitos relacionados con "lo social y retributivo".

Bravo ha considerado que la protesta celebrada el sábado por la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) ante el Ministerio de Defensa servirá para que la sociedad "despierte de su sueño" y conozca que los miembros de las distintas instituciones militares españolas "no gozan de plena ciudadanía".

No obstante, ha declarado que la libertad de expresión en su ámbito de trabajo debe tener "ciertas limitaciones" porque "hay que proteger secretos".

Un símbolo
Por su parte, Mariano Casado, secretario general de la AUME, que esperaba a Bravo a la salida del centro disciplinario junto a otros allegados, ha afirmado en declaraciones a los medios que "esto ha sido todo un símbolo" y ha confiado en que después de lo ocurrido este fin de semana "haya un antes y un después".

Tras su reclusión, Jorge Bravo volverá a ocupar su puesto en las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) donde goza de una relación "cordial" con los mandos directos y donde también, asegura, disfruta de su trabajo.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento