Helada
Imagen de una helada. ATLAS

En pleno mes de agosto, el termómetro ha llegado a bajo cero en varios puntos de España a consecuencia de la bajada generalizada de las temperaturas que ha experimentado la península durante los últimos días.

El municipio Robleda-Cervantes de Sanabria, en Zamora, ha registrado este jueves -1,9 grados, indica la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

No ha sido la única zona con un tiempo tan llamativo en esta época del año. Calvos de Randín, municipio de Ourense, marcó durante la noche del jueves una temperatura mínima de -1,6 grados.

Una bajada pronunciada y muy poco habitual en la provincia gallega. Según el portal MeteoGalicia, la media nocturna en años anteriores es de 14,5 grados.

Los habitantes de la Sierra Norte de Guadalajara también se despertaron con un frío propio del invierno. El municipio de Cantalojas llegó a registrar -1,5º.

En los tres últimos días, el fuerte calor propio del verano ha dado una tregua y los termómetros han marcado temperaturas muy inferiores a lo habitual en el tercio norte peninsular, la zona centro, el sur del área mediterránea y Canarias.

Una tendencia que se frena este viernes, ya que el calor vuelve a la península durante el puente de agosto con una subida generalizada de las temperaturas, informa la Aemet.