El primer sondeo electoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizado tras la reelección de Pedro Sánchez consolida al PSOE como segunda fuerza con un 24,9% de los votos, 4 puntos por encima de Podemos. La formación morada sube al 20,3%, mientras el PP cae a su nivel más bajo desde las elecciones con un 28,8%.

La encuesta del CIS, que se ha hecho pública este viernes, se realizó entre los días 1 y 10 de julio y es la primera con estimación de voto desde el retorno de Sánchez a la Secretaría General del PSOE y tras los debates de las fallidas mociones de censura de Podemos contra Mariano Rajoy en el Congreso y contra Cristina Cifuentes en Madrid.

Según los datos del barómetro si hoy se celebraran elecciones, el PP ganaría los comicios con un 28,8% de los votos, aunque pierde casi tres puntos respecto a abril.

El PSOE acortaría su distancia con los populares con un 24,9% de los sufragios, mientras que Unidos Podemos y sus confluencias obtendrían un 20,3% subiendo seis décimas.

Eso, en cuanto a estimación de voto - un cálculo que realiza el CIS analizando diversas variables y que se denomina comúnmente como "la cocina" -, pero si nos centramos en intención directa de voto - sin este análisis previo - el PSOE se colocaría en primera posición con el voto del 19,1% de los encuestados, diez puntos por encima de Unidos Podemos.

El PP se colocaría en segunda posición en cuanto a intención de voto directo, dos puntos por debajo de los socialistas.

En la estimación de voto de julio, Ciudadanos pierde cuatro décimas desde la última encuesta electoral del CIS y obtendría un 14,5%.  La cuarta fuerza política sería ERC, que mantiene una previsión de apoyo electoral del 2,9%; mientras que el PdeCAT sigue bajando y pasa del 2% de abril al 1,7% en julio.

El PNV se mantendría prácticamente inalterable con un 1%, seguido de EH-Bildu que pierde tres décimas hasta un 0,8%, y cierra la lista Coalición Canaria (CC) con un 0,4% -una décima más que en abril-.