Ejército de Canadá, homosexuales
Una banda militar canadiense, con las banderas arcoíris de la comunidad LGBT. CANADIAN FORCES / TWITTER

Las Fuerzas Armadas de Canadá apelaron este miércoles a la integración militar de todos los individuos, sin importar su identidad de género, en una aparente respuesta a la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de prohibir que las personas transexuales formen parte del Ejército estadounidense.

Damos la bienvenida a canadienses de cualquier orientación sexual o identidad de género, ¡unete!", publicaron las Fuerzas Armadas en su perfil oficial de Twitter, en un mensaje que figura acompañado de la etiqueta: "La diversidad es nuestra fuerza".

El texto estaba acompañado por una foto de la Banda de la Marina Real Canadiense desfilando con banderas arcoíris en una de las celebraciones del Día del Orgullo Gay en Toronto, el mayor de su género que se realiza en todo el continente americano.

El tuit de las Fuerzas Armadas de Canadá también tenía un vínculo a una página web en la que se informa de oportunidades laborales y profesionales en sus filas.

Trump había anunciado horas antes que las Fuerzas Armadas de Estados Unidos revisarán su actual normativa y no aceptarán a personas transexuales en sus filas.

"Nuestro Ejército debe centrarse en la victoria contundente y decisiva y no puede verse cargado con los tremendos costes médicos y la perturbación que los transgénero supondrían", alegó el presidente estadounidense, en una serie de mensajes en redes sociales.

Se calcula que unas 200 personas pertenecientes a las Fuerzas Armadas canadienses son transexuales.

Según datos dados a conocer este miércoles, entre 2008 y 2015 el Departamento de Defensa de Canadá pagó 19 operaciones de reasignación de sexo con un coste total de unos 309.000 dólares canadienses (unos 250.000 dólares estadounidenses), informa Efe.