Los directivos aragoneses vislumbran un escenario positivo para el empleo en el próximo semestre

  • ZARAGOZA, 26 (EUROPA PRESS)
Salvador Arenere y José Guillén, de ADEA
Salvador Arenere y José Guillén, de ADEA
EUROPA PRESS

Los directivos aragoneses vislumbran un escenario positivo en materia de ventas, obtención de financiación, balanza comercial y evolución de las plantillas para el segundo semestre del año, según se desprende del Indicador de Opinión de los seis primeros meses de 2017 elaborado por la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA).

Este estudio, elaborado a través de una encuesta a 229 directivos, refleja que el 83,3 por ciento de ellos cree que la economía de la Comunidad mejorará en la segunda mitad del año y el 16,7 por ciento que permanecerá estable.

Por lo que respecta a lo ocurrido en los seis primeros meses del año, el 63,8 ha opinado que la economía aragonesa ha mejorado, el 34 que está estable y el 2,1 que ha empeorado. El 36,8 por ciento de los encuestados trabaja en el sector industrial, el 33,4 en Servicios, el 21,7 en el comercio y el ocho por ciento en la automoción, ha detallado el presidente de ADEA, Salvador Arenere, en rueda de prensa.

Ha comparecido junto con el secretario general de esta organización, José Guillén, que ha desgranado los datos del Indicador de Opinión, según el cual en el primer semestre ningún directivo ha apreciado que hayan empeorado las condiciones para obtener financiación, situación que se mantiene para lo que queda de año.

Además, el 62,5 por ciento ha manifestado que ha mejorado la facilidad para obtener financiación y el 37,5 por ciento que la situación ha permanecido estable en los primeros seis meses, mientras que en el segundo semestre el 42,9 cree que mejorarán y el 57,1 que seguirá estable.

Guillén ha precisado que la facilidad para obtener financiación "ha dejado de ser un problema", después de haber sido una preocupación durante los años de crisis económica. Al respecto, el presidente de ADEA ha expuesto que se aprecia una recuperación del sector inmobiliario e hipotecario y "las entidades financieras están compitiendo" para captar clientes.

Salvador Arenere ha apelado a la "prudencia" para evitar repetir la burbuja inmobiliaria, si bien ha comentado que en estos momentos la construcción de viviendas se está reactivando, pero una considerable menor proporción que en el pasado y teniendo en cuenta las necesidades del mercado, algo que no ocurrió los años previos a la crisis.

PLANTILLAS

El Indicador de Opinión refleja que para el próximo semestre ninguno de los directivos estima posibles reducciones de plantilla y el 68,4 por ciento prevé posibilidades de mejora. En concreto, en los seis primeros meses el 57,1 por ciento ha indicado que las platillas han mejorado, el 38,1 que han permanecido estables y el 4,8 que han empeorado porque se ha producido algún despido.

Para lo que resta de 2017, la previsión es esa mejora del 68,4 por ciento, mientras que el 31,6 por ciento de los directivos estiman que permanecerán estables. El director de ADEA ha señalado que "se dan las condiciones para empezar a mejorar" los salarios, si bien ha aclarado que esto "no se puede generalizar", sino que hay que tener en cuenta la situación de cada empresa porque "no a todo el mundo le va igual".

Según ha apuntado, la subida de salarios es una forma de retener el talento. En este sentido, el estudio muestra preocupación entre los directivos por la escasez de talento en determinados perfiles, una situación que ya se dio antes de la crisis.

VENTAS

El Indicador arroja un empeoramiento de la cifra de ventas del 1,1 por ciento en el primer semestre del año, mientras que en el caso del 60 por ciento de los encuestados ha habido mejoras y estabilidad según el 38,9.

Las previsiones para los siguientes seis meses es que las ventas mejoren en el 68,4 por ciento de los casos y se mantengan estables, según el 31,6 por ciento, sin que ninguna considere que va a vender menos.

Por lo que se refiere a las exportaciones, en la primera mitad del año se han mantenido estables para el 62,5 por ciento de los encuestados y han mejorado para el 37,5, si bien un 2,5 por ciento opina que van a empeorar en la segunda mitad, aunque esto se compensa con un incremento de quienes creen que va a mejorar, como así lo han considerado el 42,5 por ciento. El 55 por ciento cree que seguirá estable.

Por su parte, las importaciones han mejorado el 12,5 por ciento o se han mantenido estables para el 87,5 "ya que está incrementado la capacidad de producción y por tanto se compran equipos fuera", algo positivo "en el horizonte de futuro", ha detallado Arenere. Así, las perspectivas para los próximos seis meses es de mejora para el 14,3 por ciento y de estabilidad para el 85,7.

CONCLUSIONES

El secretario general de ADEA ha subrayado que el Indicador del primer semestre de 2017 refleja la opinión "más positiva" de todos los realizados hasta ahora, desde 2010, mientras que el presidente de la asociación ha constatado que este va a ser un "buen año" económico y la previsión es que en 2018 se siga creciendo, tanto a nivel mundial, como en España y en Aragón.

Ha añadido que si bien según algunas previsiones la Comunidad crecerá un algo menos el año que viene, la impresión de los directivos de ADEA es que se seguirá mejorando.

Igualmente, ha considerado "urgente" la reforma de la Administración pública para "modernizarla", eliminando trabas y burocracia gracias a las tecnologías.

Arenere ha subrayado, además, la necesidad de reformar el mercado energético para mejorar la competitividad de las empresas, una cuestión que ha dicho que requiere de "un pacto de Estado" y ha explicado que para las empresas la energía es un 30 por ciento más cara en España que en la media europea, un "sobrecoste" que en caso de aminorarse permitiría "flexibilizar al alcanza los salarios".

Según ha sostenido el presidente de ADEA, "tendría que haber un gran acuerdo porque esto contribuirá a mejorar la productividad, las ventas y el empleo", algo que redundaría, igualmente, en reducir las desigualdades.

OTRAS CONCLUSIONES

Las conclusiones del Indicador de Opinión también reflejan que el mercado del automóvil está creciendo al 7,2 por ciento en el ámbito nacional, pero en Zaragoza solo al 2,4 y que en el sector de reparación de maquinaría de construcción "no se atisba ningún incremento de actividad".

Por su parte, los autónomos, pequeñas y medianas empresas exponen que han de trabajar tres o cuatro veces más para obtener los mismos resultados o incluso menores y existe una gran preocupación por las modificaciones e incremento de puestos ya que pymes, autónomos y asalariados "están soportando cargas fiscales que en ocasiones hacen peligrar su supervivencia".

La despoblación también es señalada como un problema en muchas zonas de Aragón. Arenere ha considerado que afecta especialmente a la provincia de Teruel, en la que ha considerado que "hay recursos naturales" y se trata de "manufacturarlos allí", como las arcillas, el aceite, el jamón, la trufa y las plantas aromáticas, mientras que en materia de turismo "se está haciendo bien".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento