Desde finales de abril los servicios municipales han estado realizando labores de saneamiento del arbolado, retirando ramas, árboles caídos y labores de poda, según ha explicado el concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez.

Así, ha explicado a Europa Press que tras muchos años cerrado, concretamente más de 20, había que hacer una intervención en la parte más forestal. De esta manera, se ha creado una bóveda de sombra y se han instalado una veintena de papeleras y también 20 unidades de bancos con mesa incorporada para el disfrute de los ciudadanos; además de dos paneles informativos.

Jiménez ha recordado que no se pueden hacer barbacoas, ni ir en moto o coche, cazar o tirar colillas. "Queremos que sea muy forestal y natural todo, como si fueras al campo", ha dicho, poniendo como ejemplos El Pinillo, en el vecino municipio de Torremolinos. Por ello, ha defendido que no hay cuartos de baño.

Al Campamento Benítez, que estará abierto todo el día, se podrá ir a correr, jugar, realizar actividades con colegios, etcétera, ha precisado el concejal, quien ha recalcado que la demanda ciudadana dará también una idea de cómo seguir actuando en este parque.

A la entrada del mismo se ha dispuesto un aparcamiento para unas 200 plazas, donde se ubicará la única farola del Campamento Benítez. También se han acometido labores de mejora de la seguridad, con el vallado de la balsa que iba a albergar un lago, descartado y que tendrá que ser cubierto; y también la revisión de las vallas cerca de donde pasa el tren, además de compactar caminos y desbrozar la zona en su conjunto.

Precisamente, este viernes el alcalde de Málaga,

Francisco de la Torre, visita las instalaciones junto al presidente de la Diputación, Elías Bendodo, y los concejales de Sostenibilidad Ambiental, Raúl Jiménez; de Servicios Operativos, Teresa Porras; y de Churriana, María del Mar Martín Rojo.

Este jueves, tras una pregunta en el consejo rector de Urbanismo por parte del viceportavoz del PSOE, Sergio Brenes, el alcalde ha culpado a la Junta de Andalucía de que aún no se haya podido aprobar el proyecto definitivo de parque para el campamento por no haberse pronunciado sobre la solución al encauzamiento del arroyo del Cañuelo.

PARA EL PSOE, "UNA CHAPUZA"

Esta apertura no ha gustado, tal y como está planteada, al PSOE, que la considera una "chapuza", criticando que tenga "innumerables deficiencias" como falta de fuentes, inexistente iluminación o ausencia de baños públicos y el hecho de que tampoco se cierre por las noches.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento, Carlos Conde, ha destacado en un comunicado que la apertura del campamento "como un gran espacio verde para uso y disfrute de los malagueños", incidiendo en que en 2013 "fue el PP el que consiguió la cesión de esos suelos que estaban en manos del Gobierno Central desde que en 1925 fueran cedidos por el Consistorio al Estado para la instalación de un campamento militar".

Conde ha reprochado al PSOE el "uso electoralista y político" sobre esta superficie y ha emplazado a los socialistas a que en vez de "preocuparse por criticar la apertura del Benítez, debería ocuparse en criticar el cierre por las tardes del Museo de la Aduana, porque mientras en el PP abrimos espacios nuevos, el PSOE se dedica a cerrar otros".

Según el 'popular', el PSOE "no ha hecho más que poner trabas a la creación de este gran espacio verde: hizo perder el tiempo a la ciudad prometiendo un Museo del Transporte y un parque que nunca llegaron y lo ha seguido haciendo, desde la Junta, dilatando las autorizaciones para que el Ayuntamiento pudiera iniciar las obras y negándose a participar económicamente en este proyecto que sí ha encontrado colaboración en la Diputación".

Por último, ha señalado que las obras para ir equipando el Campamento Benítez "se irán realizando a medida que la Junta vaya autorizándolas".

Consulta aquí más noticias de Málaga.