Niña asesinada en Sabiñánigo
El alcalde de Sabiñánigo (Huesca), Jesús Lasierra (centro de la imagen), durante la concentración que tuvo lugar en la localidad, en repulsa por la muerte de una niña de ocho años a consecuencia de una paliza que al parecer se le propinó en su domicilio. JAVIER BLASCO / EFE

Manuel Briones, padre de la niña de ocho años asesinada en Sabiñánigo (Huesca) a causa de una brutal paliza, expresó este lunes su deseo de viajar a España desde su residencia actual en Chile para repatriar el cuerpo de la menor.

En declaraciones a Efe, Briones aseguró que la madre, unos pocos meses después de marchar a España desde Argentina, dejó de mantener contacto con él durante dos años y de informarle sobre el crecimiento de la menor, Naiara. Explicó, además, que durante los últimos tres meses, la exmujer le negó todo tipo de información sobre la niña, y tampoco le envió fotografías.

Briones expresó sus sospechas de que la imposibilidad de contactar con ella guardara relación con los malos tratos de que era objeto por parte del presunto asesino, un hombre de 33 años con cuyo hermano se casó la madre tiempo después de llegar a España.

Según su relato, el padrastro decidió enviar a la menor a Sabiñánigo bajo la tutela de su madre.

Asimismo, se mostró convencido de que el marido de su expareja le prohibía hablar con él, y de que ésta no hizo nada para sacar a su hija de Sabiñánigo.

El interés de Manuel Briones en desplazarse a España no solo es para hacerse cargo del cadáver de Naiara, sino para tratar de averiguar si otra de las cuatro hijas de la madre es suya, y si es así, reclamar su custodia.

Consulta aquí más noticias de Huesca.