Una hormiga roja de fuego
Imagen de una hormiga roja de fuego. Ministerio de Medioambiente japonés

Quince puertos japoneses están siendo inspeccionados de forma exhaustiva después de que se hayan encontrado hormigas rojas de fuego en el puerto de Osaka.

Las hormigas rojas de fuego son un tipo de hormiga originaria de Sudamérica, venenosa y que se reproduce y expande a un ritmo acelerado. Entre los ejemplares hallados en Osaka se ha encontrado una reina, lo que ha alertado a las autoridades, pues llegan a poner 3000 huevos diarios.

Su velocidad de colonización obligó a que Nueva Zelanda gastase un millón de dólares en acabar con una plaga de hormigas rojas en 2011.

Las hormigas rojas son venenosas. Cuando muerden se siente un fuerte y doloroso ardor en la zona afectada (80 personas han fallecido por shock anafiláctico tras recibir la mordedura de este insecto).

Según Asian Review, las hormigas rojas de fuego han ido apareciendo durante los últimos meses en distintos puertos japoneses. En Osaka se descubrieron 100 la semana pasada y otras 50 esta semana, incluidas varias aladas y una reina.

Las aladas pueden volar distancias de 10 kilómetros si tienen viento favorable, y por ello el ministerio está revisando también los alrededores de los puertos para eliminar los nidos.

Las autoridades sobre todo vigilan las grandes mercancías que vienen de China. Allí tienen una verdadera plaga de este tipo de hormiga, que está reproduciéndose a un ritmo alarmante.