Corea del Norte lanza un nuevo misil
Vista de un misil balístico táctico norcoreano Scud-B (dcha) en el Museo Conmemorativo de la Guerra de Corea, en Seúl (Corea del Sur). Jeon Heon-Kyun / EFE

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha reconocido que "no había visto antes" un tipo de misil como el cohete balístico intercontinental disparado el martes por el régimen de Corea del Norte, con capacidad para alcanzar territorio del estado de Alaska.

El portavoz del Pentágono, Jeff Davis, ha actualizado este martes los detalles que se saben del último desafío norcoreano. El misil fue disparado desde un lanzadera móvil y, según Washington, incluía un vehículo de reentrada, con capacidad para llevar ojivas nucleares.

"No lo habíamos visto antes", ha dicho Davis, que ha condenado el lanzamiento y ha advertido de que Estados Unidos tiene capacidad suficiente para defenderse ante esta amenaza "emergente". En este sentido, ha recordado que las fuerzas norteamericanas probaron el mes pasado con éxito un interceptador de misiles.

Rusia se opone a las sanciones

Rusia, por su parte, se ha opuesto ante la ONU a cualquier tipo de sanciones y acciones militares contra el régimen de Kim Jong-un después de que Estados Unidos avisara de que presentará ante el organismo una resolución para endurecer esos castigos.

"Todos deben reconocer que las sanciones no resolverán el asunto", dijo el embajador adjunto ruso, Vladimir Safronkov, en una reunión de emergencia del Consejo, agregando: "Simplemente nos apresuramos hacia un callejón sin salida".

"Cualquier intento por justificar una solución militar es inadmisible", indicó el diplomático ruso en la sesión convocada en respuesta al lanzamiento

Según aseguró la Casa Blanca, Washington no va a "mirar exclusivamente a Corea del Norte", sino también a "cualquier país que elige hacer negocios" con Pyongyang y no va a aceptar una "versión aguada" de su propuesta.

En ese sentido, destacó el poderío comercial de Estados Unidos y dio a entender que su país está dispuesto a presionar por esa vía a aquellos que "permiten e incluso animan al comercio con Corea del Norte en violación de resoluciones de la ONU".

China también mantuvo la misma postura que Rusia, asegurando que la intervención militar "no es una opción".

"China siempre se ha opuesto firmemente al caos y al conflicto en la península coreana. De este punto de vista, la respuesta militar no debe ser una opción", declaró el embajador, Liu Jieyi