Policía, Mánchester
Policías británicos montan guardia en las calles de Mánchester, Reino Unido. ANDY RAIN / EFE

La preocupación de los ciudadanos por el terrorismo internacional se ha disparado en el último mes y se sitúa ya entre los diez primeros problemas para los españoles, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

La corrupción continúa siendo el segundo problema nacional para los españoles, pero la preocupación por este fenómeno se ha moderado en el último mes. En concreto, según el barómetro correspondiente al mes de junio, la inquietud por la corrupción descendió cinco puntos, mientras que subió, casi tres, la que crea la clase política en general.

El sondeo, publicado este miércoles, sitúa de nuevo al paro como principal problema de España, que es citado en el 71,2% de los cuestionarios. Le sigue la corrupción, que en mayo, coincidiendo con la Operación Lezo, se había disparado 12 puntos hasta el 54,3%, pero ahora cae 5,2 puntos, y se queda con un 49,1% de menciones. Pese a esta bajada, la corrupción y el fraude se anotan su segundo récord de menciones desde mayo de 2015.

La clase política, por su parte, repite como cuarto problema nacional. Es mencionada como tal por el 20,9% de entrevistados, frente al 18,1% de mayo.

Si en la anterior encuesta, el terrorismo internacional era citado por un 1,9% de los encuestados como uno de los tres principales problemas del país, ahora es mencionado por un 5,8% de los españoles.

El trabajo de campo de la encuesta se llevó a cabo entre los pasados 1 y 9 de junio, coincidiendo con los últimos atentados en el Manchester Arena y en Londres.