Rueda de prensa de José Luis Ábalos en el Congreso
Rueda de prensa de José Luis Ábalos en el Congreso EUROPA PRESS

Montoro no contará con el apoyo del PSOE al límite de gasto no financiero para 2018 —el llamado techo de gasto— que propone el Gobierno este lunes, ni tampoco con el de Ciudadanos a menos que el ministro de Hacienda se compromete a realizar una rebaja del IRPF para el próximo año.

"No sirve ya la estrategia de Montoro de bajar impuestos en los años electorales y subirlos luego al año siguiente", ha explicado en rueda de prensa José Manuel Villegas, secretario general del partido naranja, que exige que la rebaja fiscal se produzca en este momento —y no en 2019 como insinuó hace día el ministro de Hacienda al hablar de "zanahorias" en las negociaciones. Un año, además, con elecciones autonómicas y locales.

Para Ciudadanos "no hay excusas" para realizar ahora la baja de los impuestos sobre la renta porque la economía está creciendo por encima de las previsiones del Ejecutivo. Este lunes, de hecho, se eleva tres décimas la previsión de crecimiento del PIB para este año, del 2,7% al 3%. "Si la economía está bien, es hora de empezar a devolver a la clase media y trabajadora los esfuerzos que han realizado en la crisis", asegura Villegas.

El partido liderado por Albert Rivera calcula que los españoles tendrían "de 2.000 a 3.000 millones más en su bolsillo" con una rebaja fiscal. Y por eso impone esa condición para validar el techo del Gobierno. "Y ya veremos en las negociaciones de los presupuestos en otoño cómo se aplica", dice Villegas. "Los que esperamos es que el Gobierno no diga que no puede bajar impuestos porque tiene que pagar las chapuzas de las radiales y los aeropuertos".

El PSOE no apoyará el techo de gasto

El PSOE, en su caso, no apoyará el techo de gasto de ninguna manera. "Compartimos las razones de Bruselas de alcanzar el déficit del 2,2%, ero no en cómo se aplica ese objetivo porque básicamente el PP plasma su propia convicción ideológica: es una política claramente conservadora y absolutamente antagonista con nuestra posición socialdemocrata", ha explicado José Luis Ábalos, secretario de organización socialista.

Bajo ningún concepto contribuiremos a caminar hacia estados sociales mínimos, que son los que el PP quiereLos socialistas acusan al Gobierno de recortar gasto "porque se renuncia a incrementar los ingresos", provocando así "una sociedad más desigual", un estado social "reducido al mínimo" y un cumplimiento del déficit recortando en educación, vivienda, salud, innovación e investigación. "Es decir, lo necesario para que un país siga avanzando".

El PSOE coincide con Ciudadanos en que el crecimiento debe revertir sobre los trabajadores porque están "pagando el grueso de impuestos", pero acusa a los naranjas de "alimentar esperanzas" con su idea de bajar el IRPF. "Queda bonito bajar impuestos, pero la pregunta es como piensan pagar las pensiones o las ayudas de desempleo", matiza Ábalos.

"Las costuras no se aguantan más. No se puede ajustar más el gasto y no se pueden cuadrar las cuentas descuadrando la vida de las personas", ha añadido Guillermo Fernández-Vara, presidente del consejo de política territorial del PSOE. "Bajo ningún concepto contribuiremos a caminar hacia estados sociales mínimos, que son los que el PP quiere y los que ha perseguido toda su vida".