Alejandro Sanz: "En mi vida he sido muy honesto con todo el mundo"

Alejandro Sanz en la rueda de prensa de su concierto homenaje a 'Más', en el Vicente Calderón.
Alejandro Sanz en la rueda de prensa de su concierto homenaje a 'Más', en el Vicente Calderón.
Víctor Lerena/EFE

Con Más, el disco más vendido de la historia de España, cuyo 20 aniversario se celebra este sábado con un gran concierto, Alejandro Sanz dio un vuelco a su carrera, dejando atrás la estela de "músico para quinceañeras" y también su relación profesional con su hasta entonces productor fetiche.

"No fue una decisión mía. (Miguel Ángel Arenas) 'Capi' consideró que su etapa conmigo había terminado y se marchó de la grabación, pero mantengo con él la amistad", asegura sin perder la sonrisa Alejandro Sánchez (Madrid, 1968) durante una charla en la que, ante todo, subraya: "En mi vida he sido muy honesto con todo el mundo".

No habría sido extraño que hubiese perdido la cabeza. El fenómeno de masas que arrancó con Viviendo deprisa (1991) rara vez pisó el freno y a fecha de hoy al de Moratalaz se le estiman 25 millones de copias vendidas en todo el mundo, 20 Grammys Latinos y 3 Grammys.

"Más cumplió con creces todo lo que esperaba. Me dio todas las satisfacciones, a la gente que lo escuchó también, y prácticamente no había casa de este país que no lo tuviera", destaca sobre un trabajo que despachó más de 2 millones de copias en España, 6 en todo el mundo.

Un año sin salir del estudio

Pasó un año entero trabajando en él, sin apenas salir del estudio. "Mi madre dejaba la comida en la puerta y solo entraban una hora al día a limpiar", recordó en una reciente rueda de prensa.

"El éxito es siempre abrumador, pero hay que acostumbrarse a él y tratar de utilizarlo en beneficio tuyo", señala Sanz, antes de reconocer que "en algún punto" de su vida "las listas fueron muy importantes". "Hoy en día me dan un poco igual. Lo importante es cuánta gente va a verte a un concierto", proclama.

De ser así, ha de estar muy contento, porque las entradas para el de este sábado se vendieron en solo media hora (aunque hubo varios días de preventa). Será además el último que acogerá el estadio Vicente Calderón antes de su cierre y consistirá en un espectáculo "único y exclusivo", rodeado de invitados como Juanes y Manuel Carrasco para celebrar 20 años de Más.

La reunión tendrá así algo de aquel homenaje discográfico de la plana mayor de la industria que hace años convirtió Papito de Miguel Bosé en el gran éxito del año. Sanz, que declina pensar en recopilatorios y tiene la mente puesta ya en su próximo disco de estudio, bromea al respecto: "Yo todavía soy hijito, no papito".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento