"Si la Conselleria de Enseñanza permite que esto ocurra y lo deja sin sancionar, el mensaje que se transmite a la sociedad es que estamos educando en el desprecio y el no respeto a la diversidad sexual y de género, en contra de todas las leyes y normas de convivencia de nuestro país", ha afirmado en rueda de prensa la presidenta de Colors de Ponent, Sandra Castro.

El SEPC y Colors de Ponent consideran que los estudiantes de cuarto de ESO del instituto Samuel Gili Gaya han dado una lección que las instancias educativas no pueden ignorar e insisten en que la actuación de Enseñanza debe ser ejemplar, contundente, clara y sin fisuras, si no se quiere perder el crédito que debe tener como máxima institución responsable de la educación.

Consulta aquí más noticias de Lleida.