Protesta en la calle Lancaster de Barcelona.
Protesta en la calle Lancaster de Barcelona. @lancaster7,9-11,13

Tras la manifestación del sábado bajo el lema 'Barcelona no està en venda' que recorrió el barrio de Sant Antoni, uno de los más afectados por el encarecimiento del alquiler y la expulsión de sus inquilinos, los vecinos de edificios afectados por «la especulación inmobiliaria» urgen al Ajuntament a buscar una solución al problema de vivienda.

La Favb calcula que hay unos 70 edificios enteros en procesos de compra en BarcelonaLa manifestación del sábado finalizó con la ocupación de un edificio vacío situado en la calle Poeta Cabanyes 14 del barrio del Poble Sec.Los vecinos, agrupados en el Sindicat del barri de Poble Sec, aseguran que el edificio está abandonado desde hace años y han convocado para hoy lunes a las 19 horas a los propietarios del inmueble así como a representantes del Ajuntament y de la Generalitat para evitar la especulación inmobiliaria en este bloque.

Una de las soluciones que plantearán es que el Ajuntament de Ada Colau compre el edificio igual que hizo con el bloque de la calle Leiva 37 en el barrio de Sants.

Y el martes, los vecinos de los bloques 7, 9-11 y 13 de la calle Lancaster harán pública la denuncia por «acoso inmobiliario» que presentarán en los juzgados contra la empresa de inversión patrimonial MK Premium.

Los vecinos de la calle Lancaster, en pleno barrio del Raval en Ciutat Vella, denuncian que esta empresa se dedica a comprar fincas enteras con inquilinos y a «echarlos de sus casas mediante prácticas de violencia inmobiliaria». Los inquilinos de estos bloques también plantean como una posible solución que el consistorio adquiera los edificios para evitar la expulsión de los vecinos.

A la misma situación se enfrentan los habitantes del número 151 de la calle Entença, en l'Esquerra de l'Eixample, que asisten como el cierre de la cárcel Modelo ha revalorizado la zona, el propietario del inmueble quiere vender el edificio y los actuales inquilinos están recibiendo un burofax para informarles que no renovarán el contrato de alquiler cuando este finalice.

En total la Federació d'Associacions de Veïns de Barcelona (Favb) calcula que hay unos 70 edificios enteros en procesos de compra que incluirán «echar a los inquilinos por diversos medios». Otras cifras de la Favb, del Sindicat de Llogateres y de la asociación Fem Sant Antoni es que pronto deberán renovarse «unos 40.000 contratos de alquiler firmados en tres años» y calculan que unas 150.000 familias se verán afectadas por «subidas abusivas» del precio del alquiler.

Denuncias por especulación

Leiva 37. Fueron los primeros en hacer público que iban a «expulsarles» de su casa. El Ajuntament de Ada Colau compró el edificio «de forma excepcional» el 26 de mayo por 2,75 millones de euros haciendo uso del derecho de retracto.

Entença 151. El siete de junio ocho familias denunciaron que no les renuevan el contrato de alquiler porque el propietario del inmueble vende el edificio a un fondo inversor ante la revalorización de esta zona cercana a la Modelo.

Lancaster 7, 9-11 y 13. Presentarán una querella en los juzgados contra el fondo MK Premium por «mobbing inmobiliario» . Denuncian «violencia inmobiliaria» para forzarlos a abandonar sus casas.

Poeta Cabanyes 14. Los vecinos han ocupado el edificio abandonado y exigen medidas para sea de «alquiler asequible para los vecinos» del Poble Sec.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.