Los más de 60 burros que prestan el servicio de taxi en Mijas ya han comenzado a pasar la segunda inspección veterinaria del año, sufragada por la asociación protectora El Refugio del Burrito.

Ayer, tocó revisarles la piel, pezuñas, mucosas y dientes, y valorar si los asnos siguen preparados para trabajar por las calles.

Durante la jornada hoy (la última) un herrador especializado corregirá y marcará las pezuñas con el número asignado y chequeará el estado de los hatos y demás equipo.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA .