Trabajadores de la construcción
El sector de la construcción sigue siendo uno de los que presenta las cifras de siniestralidad laboral más altas. ARCHIVO

Un total de 873 trabajadores fallecieron en accidente laboral durante los nueve primeros meses del año, un 15,8% menos que en el mismo periodo del año anterior, según datos del Boletín de Estadísticas Laborales (BEL) que elabora el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

De esta cantidad, 633 perdieron la vida en su puesto de trabajo, un 15,9% menos que en igual periodo de 2006, en tanto que 240 fallecieron en el trayecto de su casa al trabajo o viceversa (accidentes in itínere), con un descenso del 15,5%.

En conjunto, de enero a septiembre se registraron 697.675 accidentes con baja en jornada de trabajo y 71.511 siniestros in itínere. Los primeros se redujeron un 0,5% respecto a 2006, mientras que los segundos se incrementaron en la misma proporción.

240 fallecieron en el trayecto de su casa al trabajo o viceversa

Los accidentes leves con baja en el puesto de trabajo sumaron 690.457 hasta septiembre, un 0,5% menos, y los graves ascendieron a 6.585, un 0,9% más que en los nueve primeros meses del año pasado. En el caso de los siniestros in itínere se registraron 69.582 accidentes de carácter leve (+0,7%) y 1.419 de gravedad (-3,5%).

Por ramas de actividad, aparte del sector servicios, que concentró más de un tercio de las muertes en el trabajo, destacó la rama de transporte terrestre y por tubería, con 95 siniestros mortales en los nueve primeros meses del ejercicio.

Analizando los datos por comunidades autónomas, la región más castigada por la siniestralidad laboral continuó siendo Andalucía, que concentró 135.890 accidentes laborales con baja, 147 de ellos con resultado de muerte. Le siguieron Cataluña, con 131.030 siniestros y 108 fallecidos, Madrid (112.757 accidentes, 120 muertos) y Comunidad Valenciana (77.080 accidentes, 88 fallecidos).