El dique definitivo del puerto exterior se blinda de cara a los temporales
Imagen reciente de las obras, en la que se aprecia la protección del dique definitivo.
Frenazo por obligación al puerto exterior. Los operarios que trabajan en punta Langosteira culminaron este fin de semana el recubrimiento del dique definitivo del puerto exterior. Con ello, la construcción quedará protegida en previsión del mal tiempo de invierno hasta la próxima primavera, cuando se reanuden los trabajos en la dársena.

Mientras, el trabajo se centrará en la explotación de las canteras para generar material que pueda almacenarse. Con el avance en tierra paralizado, los operarios sí que seguirán trabajando en la obra marítima.

En principio, según adelantó ayer la Autoridad

Portuaria, no se contempla ningún descanso de cara al invierno, por lo menos mientras no se aprecien indicios de temporal, como ocurrió hace un año con la llegada del huracán Gordon a la costa gallega.