Mel C
La cantante Melanie Jayne Chisholm. ARCHIVO

La Spice deportista ha confesado que "las Spice Girls han dejado de ser un grupo de veinteañeras picantes para convertirse en un quinteto de divas insoportables".

"Si todo esto se convierte en un drama de divas, yo estoy fuera del circo", comenta Mel C, según informaciones de 'Music News ', manteniéndose al margen de las rabietas y los caprichos que no cesa entre las otras Spice Girls.

Tras esta nueva trifulca, Mel C, la única de las cinco que ha logrado mantener una exitosa carrera en solitario, amenaza con abandonar al grupo, tan sólo un día antes de que el disco recopilatorio de las Spice, Greatest Hits, salga al mercado.

Si todo esto se convierte en un drama de divas, yo estoy fuera del circo"

Mel C fue la última de las componentes del quinteto británico en decidirse a subir de nuevo a los escenarios para llevar a cabo una gira mundial. La cantante reconoció que se mostró desde un principio reacia a la vuelta del grupo, pero finalmente accedió para no ser la culpable de privar a los fans de poder volver ver de nuevo a las cinco chicas picantes al completo.

Tensiones durante el rodaje de Headlines

Además, la Spice deportista señaló que el mero pensamiento de volver a interpretar la canción "Wannabe ", uno de los grandes éxitos del grupo británico, le da "horror" aunque sabía que una vez en el escenario le "encantaría".

Y es que las 'chicas picantes' han logrado poner de los nervios incluso al director de su último videoclip, Headlines.

Cuando el quinteto acudió a Pinewood Studios se dedicaron a dar muestra de sus manías, poses y excentricidades; hasta el punto de sacar de quicio al director y al quipo de rodaje: Victoria Beckham, con un asistente portando una fuente de frutas y champán; Geri Hallywell, meditando por las esquinas; Mel B con jet-lag y Emma Button llorando por el larguísimo horario.

"Las cosas se retrasaron mucho. El director se tiraba de los pelos y amenazaba con marcharse. Las chicas estaban muy cansadas y Emma lloraba cuando el rodaje avanzaba. Geri hacía todo muy despacio para meditar y hacer extrañas cosas espirituales. Todo es como antes o incluso más grande. Y me refiero a sus egos", relataba un testigo al periódico The Sun.