La Delegación del Gobierno en Barcelona ha matizado las declaraciones realizadas ayer jueves por la ministra de Fomento en las que dijo a Telecinco que Cercanías volvería a funcionar progresivamente antes del 30 de noviembre y ha asegurado que la presivisón de Magdalena Álvarez "es sólo una posibilidad".

Si se aplica el plan anunciado por la ministra habrá restricciones como las del verano pasado
La ministra de Fomento dijo que el lunes comenzarán
las pruebas sin pasaje para la entrada en servicio de la vía 1 en un plazo máximo de 15 días con normalidad.

Barcelona se arriesga a sufrir unas restricciones "similares" a las ocurridas entre el 28 de julio y el 11 de septiembre si, como anunció la ministra, se reanuda el tránsito por una sola vía, según ha asegurado la Delegación del Gobierno.

El Centro de Cooperación de Operaciones Ferroviarias (Cecof) estudia abrir la vía 1, la menos afectada de las dos que unen Bellvitge con Sants, dentro de 15 días.

Dos días de pruebas

20 minutos ha podido saber que un tren sin pasaje circuló por esa vía de la línea C2 Sur el lunes y el martes para verificar si se cumplen las medidas de seguridad de catenarias y nivelación de vías.

La seguridad de la vía 1, la menos afectadas por los socavones, podría garantizar el lunes después de haber superado pruebas como la inundación de terrenos para comprobar su impermeabilización.

Según Adif , no se han detectado anomalías en la vía.

35 trenes menos

En verano, las afectaciones por las obras del AVE se concentraron en las línea 1, 3, 4 y 7 cop restricciones del 40% en el tráfico de las estaciones de Sants y L'Hospitalet de Llobregat.

Durante el período de afectaciones, el número de trenes pasó de 777 convoyes diarios a 742, es decir, 35 trenes menos, pero todos los trenes eran de doble capacidad.

A las restricciones en el número de convoyes se añadieron modificaciones en los horarios y las rutas de las cuatro líneas afectadas, que modificaron su punto de llegada y partida.