Calle Alonso de Bazán marbella obra movilidad
Calle Alonso de Bazán marbella obra movilidad EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE MARBELLA

El Ayuntamiento de Marbella (Málaga) va a ejecutar un proyecto de remodelación integral de la calle Alonso de Bazán, en el tramo comprendido entre las calles Nuestra Señora de Gracia y Notario Luis Oliver, con el objetivo de poner al día todas las infraestructuras de la vía y de dar mayor importancia a la movilidad peatonal.

La concejala de Obras, Blanca Fernández, ha destacado que se trata de una de las principales calles del centro de la ciudad, paralela a la avenida Ricardo Soriano, "en la que no se ha intervenido desde hace años y que requería de una actuación para la modernización no sólo de su imagen sino de las infraestructuras básicas que están totalmente obsoletas".

La edil ha explicado que el proyecto se encuentra actualmente en fase de licitación con un presupuesto de 556.286,72 euros y que el plazo de presentación de ofertas por parte de las empresas interesadas permanecerá abierto hasta el 8 de mayo. La superficie de la actuación en la vía será de un total de 148 metros lineales y de 1.977 metros cuadrados.

Actualmente, la calle cuenta con un único carril de circulación y aparcamientos en línea en el margen derecho casi en su totalidad, a excepción de un tramo de 70 metros donde hay estacionamientos en ambos lados, según han informado desde el Consistorio en un comunicado. "Se dará mayor importancia al tráfico peatonal, convirtiendo la calle en Zona 30 con acerados y calzada al mismo nivel y dando prioridad a los peatones sobre los vehículos", ha apuntado Fernández.

Asimismo, ha puesto el acento en la nueva estética que tendrá la vía con medidas como la instalación de nuevo mobiliario urbano y luminarias de tecnología led "para favorecer el ahorro energético", o con un pavimento de piedra natural "en el que se jugará con el color y la tipología para definir perfectamente la zona del peatón y de los vehículos".

La intervención supondrá además la renovación de las infraestructuras "que se han quedado obsoletas", como la red de saneamiento, actualmente unitaria, o la de abastecimiento de agua potable, así como la incorporación de una nueva red de imbornales para un drenaje óptimo de la calzada, el refuerzo de las instalaciones eléctricas existentes o la instalación de una red de telecomunicaciones.

Por último, ha señalado que se intervendrá en el tramo de la calle en el que actualmente existe acerado a distinto nivel. "Se trata de una zona privada aunque en el proyecto adoptaremos medidas para solucionar por zona de acerado público la actual falta de accesibilidad que dificulta la movilidad de los peatones", ha concluido la concejala de Obras.

Consulta aquí más noticias de Málaga.