Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno, que han indicado que se ratifica este hallazgo tras los exámenes realizados a las muestras de ADN.

Esta vecina se marchó de su domicilio el pasado 6 de marzo y ha sido objeto de una intensa búsqueda durante casi dos meses. La Policía Nacional ha señalado que desde el principio se ha trabajado con la hipótesis de que se encontraba en el interior del casco urbano, en algún inmueble al que hubiera podido acceder, o en las proximidades del pueblo.

La mujer desaparecida era muy conocida en la localidad, y los dispositivos de búsqueda contaron con la colaboración de cientos de voluntarios.