Aznar
José María Aznar, en una imagen de archivo. Emilio Naranjo / EFE

El ex jefe del Gobierno José María Aznar ha agradecido este lunes al presidente francés, Nicolas Sarkozy, sus gestiones para liberar a las azafatas españolas detenidas hace diez días en Chad, aunque, no obstante, ha asegurado que como ciudadano español su sentimiento es de "humillación".

¿Se imagina que un presidente del Gobierno español rescate a una tripulación francesa y la deje en París?

En declaraciones a la Cadena Cope, Aznar ha mostrado su alegría por el hecho de que estén de vuelta en España las cuatro azafatas que fueron acusadas de ser cómplices de un intento de secuestro de 103 niños por parte de la ONG francesa El Arca de Zoé.

Así, ha agradecido a su "buen amigo" Sarkozy las gestiones llevadas a cabo en Chad y el hecho de que trasladara hasta Madrid en su avión a las cuatro azafatas, que fueron recibidas en Torrejón por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

"Pero también quiero decir que, como ciudadano español, mi sentimiento es de humillación", ha afirmado Aznar. "¿Se imagina usted lo contrario? ¿Se imagina que un presidente del Gobierno español rescate a una tripulación francesa y la deje en París?", se ha cuestionado el actual presidente de la Fundación FAES.

"Lógico protagonismo"

Por su parte, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ha explicado que el "lógico protagonismo" de Nicolas Sarkozy en la gestión de la situación de las azafatas detenidas en Chad "tuvo su origen en la actuación de una ONG que era francesa", y ha asegurado que España no prevé desplegar tropas en la zona.

En declaraciones a Telecinco, Alonso ha añadido que la situación en la que se encontraban las cuatro azafatas españolas se debía a una actuación "muy problemática" de la ONG francesa El Arca de Zoé, por lo que lo "más lógico es que fuera el presidente de la República el que gestionara de alguna manera este problema".