ETA: claves de un desarme tan tardío como esperado

Agentes de la Guardia Civil, en colaboración con la Policía francesa llevan a cabo una operación contra ETA en Biarritz.
Agentes de la Guardia Civil, en colaboración con la Policía francesa llevan a cabo una operación contra ETA en Biarritz.
EFE/Juan Herrero

ETA, con 829 asesinatos a cuestas desde que en 1960 cometiera su primer atentado con víctima mortal, afronta su desarme definitivo. Así lo anunció el 17 de marzo al diario francés Le Monde el activista abertzale Jean Noël Etcheverry, uno de los detenidos el pasado 16 de diciembre en la operación Luhuso, en Francia, cuando iban a proceder a la entrega de un arsenal que fue requisado por la Policía gala: "ETA nos ha dado la responsabilidad del desarme de su arsenal y en la tarde del 8 de abril estará totalmente desarmada".

Es la primera vez que la banda terrorista recurría a este método para hacer un anuncio, ya que hasta entonces siempre había utilizado comunicados leídos por representantes, como cuando anunció, el 20 de octubre de 2011, el fin de la lucha armada. ¿Pero en qué consiste este proceso?

¿A qué se ha comprometido?

ETA se ha comprometido a entregar las armas, cuyos depósitos están en Francia, a la justicia gala a través de intermediarios como el Comité Internacional de Verificación y representantes de la sociedad vasco-francesa. El desarme, previsto para este sábado en Francia, será "completo, definitivo y a través de un único acto", asegura el Gobierno vasco.

ETA también se compromete a no destruir las armas que los jueces analizarán para descubrir posibles delitos cometidos con ellas. No obstante, el proceso de verificación no se podrá completar al cien por cien este sábado y requerirá de un trabajo posterior. El Comité Internacional de Verificación cuenta con el aval del Gobierno vasco.

¿En qué consistirá el acto?

El acto clave, privado y sin presencia institucional, será la entrega de las localizaciones de los depósitos de ETA por parte del Comité Internacional de Verificación, coordinado por Ram Manikaningam, a la justicia francesa en un lugar no conocido. Su contenido, el del inventario del armamento, se dará a conocer posteriormente. Las localizaciones de los depósitos no se harán públicas.

Aparte, en Bayona, ese mismo día habrá una serie de actos para apoyar el desarme que incluyen conferencias, coloquios, una gran concentración y la lectura de un manifiesto. Están organizados por los representantes de la "sociedad civil" implicados en el proceso, conocidos como "los artesanos de la paz".

¿Por qué ha tomado ETA esta decisión?

La operación se ha gestado desde la detención el pasado 16 de diciembre en Bayona de cinco intermediarios civiles, entre ellos Etcheverry, cuando trataban de filmar la inutilización de un arsenal en Francia para entregarlo después a las autoridades. La imposibilidad de llevar a cabo aquella operación, así como el acoso policial a los movimientos de ETA, ha empujado a la banda a cambiar de estrategia tras asumir la negativa de los Gobiernos español y francés a participar en el proceso.

Además, una parte de los arsenales ya ha sido previamente incautada por la policía francesa. De esta manera, ETA simula tener la iniciativa y escenifica su desarme unilateral para evitar la incautación total por la Policía.

¿Hay alguna contrapartida?

A diferencia de otros procesos como el del IRA o las FARC, el desarme de ETA no es fruto de una negociación. En consecuencia, carecerá de contrapartidas y "será unilateral", según fuentes del Ejecutivo vasco. No obstante, a falta de una disolución definitiva, deja en el tejado del Gobierno la gestión del nuevo escenario.

¿Cuántas armas tiene ETA?

Se desconoce el número exacto, pero se especula con que la banda tiene entre 200 y 300 unidades entre fusiles, subfusiles y pistolas, además de material explosivo. Tras continuas incautaciones, el arsenal es bastante reducido y está en desuso desde hace más de cinco años, con lo que el desarme es fundamentalmente simbólico.

¿Cuál es la respuesta del Gobierno español?

Por un lado, el Gobierno de Rajoy está dejando hacer, sobre todo porque es en territorio francés y no le supone coste político. Por otro, el Ejecutivo ha exigido la disolución de la banda, el reconocimiento del daño causado y que pida perdón a las víctimas. Ni una palabra, de momento, sobre los presos vascos.

¿Y la de los partidos políticos?

Todos los partidos, salvo el PP, consideran el desarme de ETA "un hito histórico" y "un paso imprescindible para la paz". Así lo manifestaron este miércoles la mayoría política del País Vasco y Navarra, todos los partidos salvo el PP, UPN y los socialistas navarros, y los cuatro principales sindicatos vascos, que suscribieron en Bilbao un manifiesto a favor del desarme.

Asimismo, este jueves el Parlamento vasco, con el apoyo de todos los grupos excepto del PP, instó a ETA a que realice un "único acto de desarme unilateral, completo, definitivo y verificado".

¿Qué dicen las víctimas?

La Asociación de Víctimas del Terrorismo y la Asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo han manifestado que solo reconocerán un desarme de ETA que sea llevado a cabo por la Guardia Civil y la Policía Nacional. Solo esperan que ETA "se disuelva, entregue todas las armas y colabore con la justicia".

¿Supone el fin de ETA?

La banda no ha anunciado su disolución, pero sin duda este debate se abrirá en el seno de la organización en los próximos meses. En las próximas semanas se conocerá la decisión de los presos etarras sobre su aceptación o rechazo de la legalidad penitenciaria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento