Ataque en Siria.
Atienden a varios niños en la ciudad siria de Duma tras varios ataques. EFE

El análisis de los síntomas de las víctimas de la localidad siria de Jan Shijún refuerza la posibilidad de un ataque químico, al mostrar su exposición a agentes nerviosos, dijo este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"La posibilidad de una exposición a un ataque químico se amplifica por la aparente falta de heridas externas de un grupo de casos mostrando la aparición rápida de los mismos síntomas, incluyendo incapacidad de respirar como la principal causa de muerte", afirma un comunicado de la OMS.

"En algunos casos aparecieron otros síntomas consistentes con la exposición a químicos organofósforos, una categoría de químicos que incluyen agentes nerviosos", agrega.

Al menos 72 personas fallecieron, entre ellas 20 niños, por el supuesto ataque químico en esta localidad que está en una zona bajo control rebelde. Aunque hay otras fuentes que elevan la cifra a más de cien.

Según la Defensa Civil Siria, que presta servicios de rescate en áreas fuera del control de las fuerzas gubernamentales, el ataque expuso a sustancias químicas a cerca de 300 personas. Los heridos presentaban síntomas de asfixia, vómitos, espasmos y algunos echaban espuma por la boca, según denunciaron estas fuentes.

Alarma

La OMS manifiesta su "alarma" por el ataque y denuncia que más allá de los fallecidos, médicos en Idlib, la provincia donde se produjo el ataque, están diciendo que "docenas de pacientes que padecen dificultades para respirar y síntomas de ahogo" han sido admitidos en los pocos hospitales que aún están en funcionamiento en la zona para tratamiento urgente.

"La capacidad de los hospitales de la zona es limitada, especialmente cuando un número de ellos han sido destruidos o dañados por el conflicto", denuncia la OMS.

La capacidad de los hospitales en Siria es cada vez más limitada

Horas después del supuesto ataque químico, aviones de guerra volvieron a bombardear un centro médico en Jan Shijún, el único que quedaba en la zona y que quedó fuera de servicio.

A ello se suma, según cita la OMS, que el domingo el hospital de Marrat al-Nu'man, el único equipado para recibir a eventuales víctimas de una acción química, también fue bombardeado y quedó fuera de servicio.

"Las salas de emergencia y de servicios intensivos de Idlib están sobrepasadas y sin medicinas para atender a los heridos". Ante esta situación, la OMS ha enviado parte de los medicamentos necesarios a los hospitales aún en funcionamiento de la zona.

MSF apunta al gas sarín

Médicos Sin Fronteras, por su parte, aseguró según su personalmedico que los heridos presentan síntomas compatibles al llamado gas sarín.

La ONG explicó en un comunicado que un equipo médico de MSF está prestando apoyo al servicio de urgencias del hospital Bab Al Hawa, en la provincia norteña de Idlib donde se produjo este martes el ataque, y pudo confirmar los síntomas en los pacientes.

Al menos ocho de los heridos mostraban síntomas consistentes con la exposición a un agente neurotóxico como el gas sarín o compuestos similares, desde pupilas dilatadas y espasmos musculares hasta defecación involuntaria