Accidente de tren Alvia en Angrois (Santiago de Compostela)
Estado en el que quedó el tren tras el accidente del Alvia en Angrois, Santiago de Compostela. EUROPA PRESS

El presidente de Adif, Juan Bravo, confirmó que el gestor de infraestructuras ferroviarias presentará un recurso a la imputación de su exdirector de Seguridad en la Circulación, Andrés Cortabitarte, por su posible responsabilidad en el accidente del tren Alvia en julio de 2013 en Galicia que dejó 80 muertos y más de un centenar de heridos.

Bravo hizo la confirmación tras reunirse este jueves con el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y la conselleira gallega de Infraestructuras, Ethel Vázquez, para abordar la situación de la estación ferroviaria de Vigo. "Desde Adif recurrimos el auto porque entendimos que era nuestra obligación", afirmó el presidente durante el acto.

Adif ha recurrido la imputación de Cortabitarte, según ha informado en un comunicado, por considerar que "ni jurídica ni técnicamente era aplicable la normativa europea que habría exigido una evaluación de riesgos distinta de la que se hizo". Asegura, además, que el análisis de riesgos que se efectuó respeta esta norma comunitaria.

La defensa, en su recurso, ha argumentado, entre otras cosas, que "no es Adif quien autoriza la puesta en servicio de una línea, sino la Dirección General de Ferrocarriles del Ministerio de Fomento", y ha añadido que "no corresponde a la Dirección de Seguridad en la Circulación realizar una evaluación integral de los riesgos ni ostentar la responsabilidad global de la gestión de la seguridad".

"No existe consenso"

El gestor de infraestructuras ferroviarias considera también que "no existe consenso" entre peritos, juristas, las partes personadas y las distintas autoridades de seguridad europea sobre si la normativa "es aplicable o no". Por ello, discrepa de que pueda ser "evidente", como sostiene el juez, "el incumplimiento" de esta normativa,  ya que su "vigencia y aplicabilidad es sumamente difusa".

Cortabitarte, que ocupaba el cargo de director de Seguridad en la Circulación de Adif cuando se produjo el accidente el 24 de julio de 2013 en Angrois, cerca de Santiago de Compostela, ha sido citado como presunto responsable de 80 delitos de homicidio y 144 de lesiones, al ver indicios en su actuación por la ausencia de un que habría llevado a adoptar medidas que redujesen la peligrosidad de la curva de Angrois.

La Audiencia Provincial de A Coruña había ordenado en mayo de 2016 la reapertura de la instrucción por el accidente ferroviario, que dejó 80 muertos y más de cien heridos, después de que el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, Andrés Lago, el mismo que ahora ha llamado a declarar a Cortabitarte, la diese por cerrada en enero del año pasado.