Al menos una persona ha resultado herida leve al estallar un "artefacto casero" dentro de un paquete llegado por correo a la sede que comparten en París el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, situada en la avenida de Iena, en el distrito XVI.

La víctima, una secretaria, ha resultado herida en las manos y la cara con quemaduras y ha sido trasladada al hospital, pero su vida no corre peligro. Según la Policía, se trataría de un paquete con, "a priori", un "dispositivo en su interior", aunque no se trataría de una bomba, sino de un sistema "casero". El edificio ha sido evacuado por seguridad y la sección antiterrorista de la fiscalía ha asumido la investigación.

El paquete -BFMTV habla de un "cilindro negro"- no iba dirigido a la mujer, sino a un superior, el jefe de la oficina europea del FMI, Jeffrey Franks. Tanto la Policía científica como los bomberos se han personado en el lugar de los hechos.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, ha condenado en un comunicado el "cobarde acto de violencia" y ha confirmado que están trabajando "estrechamente" con las autoridades para esclarecer los hechos y garantizar la seguridad de su personal. Se ha reafirmado, además, en la  "determinación del FMI de continuar nuestro trabajo".

Por su parte, el presidente francés, François Hollande, ha dicho que había que hablar de "atentado, no hay otras palabras". "Más allá de la solidaridad" con la persona herida -agregó- "tenemos que encontrar a los culpables y lo haremos con obstinación y hasta el final".

El jefe del Estado cree que este suceso pone en evidencia que siguen siendo "objetivo" de ataques terroristas, y dijo que el estado de emergencia, que está en vigor desde los ataques yihadistas de París del 13 de noviembre de 2015, no se levantará por lo menos hasta el 15 de julio.

Ha indicado que serán las nuevas autoridades que salgan de las elecciones presidenciales y legislativas de esta primavera las que decidan una eventual prórroga, pero en cualquier caso insiste en que "hay que mantener un nivel elevado de vigilancia y de presencia".

Procede de Grecia

El ministro de Protección Ciudadana griego, Nikos Toskas, ha asegurado que el sobre con explosivos fue enviado desde Grecia.

En una entrevista en la cadena privada de televisión ANT1, Toskas reveló además que el remitente de dicho sobre estaba firmado con el nombre de Vasilis Kikilias, portavoz del partido opositor griego Nueva Democracia.

El ministro no pudo confirmar más relaciones entre este explosivo y el envío del paquete con explosivos detectado ayer en el ministerio de Finanzas de Alemania, que estaba dirigido al ministro, Wolfgang Schäuble, y cuyo envío se atribuyó la organización terrorista griega Conspiración de los Núcleos del Fuego.