La actriz Scarlett Johansson, última invitada en el exitoso programa de humor estadounidense Saturday Night Live, se ha convertido en centro de atención mediática por su ácida parodia de Ivanka Trump, hija de Donald Trump.

Ataviada con una peluca rubia y un llamativo vestido dorado, Scarlett imita a Ivanka en una cómica versión de un anuncio sobre uno de los perfumes de la joven, una fragancia bautizada "Cómplice", todo un ataque directo al papel de la joven en la política de su padre.

"Una mujer como ella se merece una fragancia muy personal, un perfume solo para ella. Es una mujer que sabe lo que quiere y sabe lo que está haciendo", dice la voz en off mientras la actriz avanza por la fiesta deslumbrando a todos los invitados.

En una escena se pinta los labios frente a un espejo que le devuelve la imagen de Donald Trump. Para hacer más duro el mensaje, se escucha el eslogan del falso perfume: "Cómplice: La fragancia para la mujer que podría detener todo esto, pero no lo hará".

"Cuando ve a Titanic piensa que es Rose. Lo siento chica, eres Billy Zane", concluye la parodia.

Scarlett Johansson ha sido una de las actrices más combativas contra Donald Trump y sus políticas. De hecho, fue una de las voces más críticas durante la Marcha de las Mujeres del pasado enero.