La acusadora ha asegurado que hay pruebas para que se condene a Muñoz Blas como "culpable de asesinar y robar a Denise" con una alevosía demostrada por los informes forenses que recogen "un ataque sorpresivo y brutal" que le incrimina y hace merecedor de una condena de 20 años de prisión.

Después de matarla, el acusado, presuntamente. la desnudó para deshacerse de todas las pruebas incriminatorias, pero se quedó "con más de 1.000 dólares de Denise", lo que le convierte también en culpable de un delito de robo con violencia por el que solicita cinco años de prisión.

Para el Ministerio Fiscal, no existen pruebas que determinen enfermedad mental o psíquica del acusado, en contra de la tesis de la defensa de Miguel Ángel Muñoz Blas, que alega que "o bien no lo hizo o que si lo hizo no lo pudo evitar". Para la fiscal, "está claro que sabía que lo estaba haciendo y lo quería hacer, hay gente que mata simplemente porque es mala".

La certeza de su culpabilidad la basa igualmente la acusación pública

en la propia confesión del procesado y la posterior reconstrucción de los hechos durante la cual Muñoz Blas recorrió el lugar donde atacó y mató a Denise Prikka y aportó todo tipo de datos sobre cómo llevó a cabo el plan.

Consulta aquí más noticias de León.