Zapatero y Montilla visitan las obras del AVE
Zapatero y Montilla visitan la obras del AVE. EFE

Un nuevo socavón, de unos dos por dos metros de largo, ha aparecido a un centenar de metros del que el pasado viernes causó el hundimiento de parte del andén central de la estación de Bellvitge, en l´Hospitalet de Llobregat, según ha informado una portavoz de Adif.

El hallazgo coincide precisamente con la visita que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha realizado el domingo en la estación.

Ha comprobado el estado de las obras del AVE, cuyos fallos ha asumido como responsabilidad propia al tratarse, ha subrayado, de una obra "encargada y realizada" por el Ejecutivo español.

Según la portavoz de Adif, el socavón se ha abierto a un centenar de metros del que se registró el pasado viernes, en dirección a Barcelona, a la altura de la avenida América de l´Hospitalet, y se ha procedido inmediatamente a rellenarlo con hormigón.

En esta zona, que está cortada al tráfico ferroviario y en la que se han paralizado las excavaciones relacionadas con la línea de alta velocidad, se sigue trabajando de forma continua para intentar restablecer cuanto antes el servicio de Cercanías de Renfe, según las mismas fuentes.

Ayer el Ministerio de Fomento y el gestor de infraestructuras Adif decidieron retirar a OHL, la empresa constructora responsable del tramo, una parte de los trabajos más complicados en la construcción del túnel del AVE en el tramo L´Hospitalet-Torrassa, donde han tenido lugar numerosos incidentes.

Zapatero confía en Fomento

El presidente ha mostrado su confianza en la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez

En una comparecencia ante los periodistas tras visitar por sorpresa la estación de Bellvitge de L´Hospitalet de Llobregat, y preguntado por si mantiene la confianza en la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, Rodríguez Zapatero ha respondido que "es evidente que en la situación en la que estamos no hay prevista ninguna decisión al respecto, ni la va a haber".

Rodríguez Zapatero, que ha elogiado el civismo de las miles de personas afectadas por el corte de Cercanías, ha asegurado que, en estas circunstancias, los objetivos prioritarios del Gobierno son, por este orden, garantizar la seguridad de ciudadanos y trabajadores, restablecer cuanto antes el servicio de Cercanías y avanzar en las obras del AVE.

Una visita completa

Durante la visita, Zapatero ha estado acompañado por el presidente de la Generalitat, José Montilla; el alcalde de L´Hospitalet de Llobregat, Celestino Corbacho, y el presidente de Adif, Antonio González, además del presidente de la constructora OHL, encargada de las obras del AVE en este tramo, Juan Miguel Villar Mir.

Zapatero ha llegado al barrio de Bellvitge sobre las 10.55 horas, unos minutos antes de lo previsto, y ha cruzado la pasarela de hierro que une ambos lados de la vía para poder contemplar las obras que se están ejecutando en la zona y el socavón que el pasado viernes se produjo bajo el andén a consecuencia de las mismas.

Villar Mir, precisamente, ha sido el encargado de explicar a Zapatero, durante unos quince minutos, los trabajos que se están llevando a cabo en Bellvitge, donde continúan trabajando los operarios de OHL.

Tras la visita, Zapatero se ha desplazado caminando, rodeado de una nube de periodistas, hasta el Centro Cultural de Bellvitge, donde, tras entrevistarse brevemente con representantes de la Coordinadora de Entidades de L´Hospitalet, se ha reunido con alcaldes de municipios por los que pasa el AVE, entre ellos el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, además del conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal.

A medida que los vecinos han ido conociendo la visita relámpago de Zapatero a la población, decenas de personas se han concentrado a las puertas del Centro Cultural de Bellvitge para poder ver y saludar al presidente del Gobierno.

Pese a las continuas incidencias que están causando las obras del AVE, la mayoría de vecinos concentrados han querido transmitir su apoyo al presidente español.

Comparecencia en el Congreso

El viaje de Zapatero no había sido anunciado con antelación y, con su desplazamiento, el presidente del Gobierno pretende conocer sobre el terreno la situación generada y las inquietudes tanto de los primeros ediles más afectados por los problemas como del máximo responsable de la Generalitat.

Zapatero comparecerá el próximo miércoles en el pleno del Congreso para dar cuenta de las incidencias en las obras del tren de alta velocidad en Cataluña, una comparecencia a petición propia después de que la hubieran pedido también varios grupos parlamentarios.

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, insistió el pasado viernes en que lo prioritario para el Ejecutivo es garantizar la seguridad, y la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha asegurado que "no va a dimitir" ante los problemas aparecidos en el AVE a Barcelona porque "correr es de cobardes".

Reiteró igualmente que la prioridad será "la seguridad y no el tiempo".

Fomento
ha decidido también no rescindir el contrato a la constructora OHL, encargada de las obras del AVE, aunque ha impuesto una serie de condiciones, entre ellas un cambio en la dirección de la obra con el acuerdo y la supervisión de Adif.