Trump
El presidente estadounidense, Donald Trump. Aude Guerrucci / EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha achacado el error garrafal en la entrega de los premios Oscar de este domingo a que los organizadores "estaban tan centrados en política que al final no pudieron sacar adelante el acto".

En sus primeras declaraciones sobre la polémica, concedidas al medio de ultraderecha Breitbart News, el mandatario calificó la ceremonia de "un poco triste", según ha informado The Hollywood Reporter.

"Se esfumó el glamur de los Oscar. No parecía una noche glamurosa. He estado en los Oscar; faltó algo especial, y terminar de esa manera fue triste".

Precisamente Trump fue durante buena parte de la gala blanco de críticas y chistes. El presentador Jimmy Kimmel hizo las primeras bromas en su monólogo inicial, diciendo que era una ceremonia vista por millones de personas en países "que ahora nos odian".

Incluso Kimmel troleó en directo a Trump, al enviarle un par de tuits que no tuvieron respuesta. "¿Estás ahí?", decía en uno de ellos.  Otros, como el actor mexicano Gael García Bernal, fueron más directos en sus comentarios al criticar al Trump y sus políticas.