El ministro de Justicia, Rafael Catalá
El ministro de Justicia, Rafael Catalá. EUROPA PRESS

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha negado que exista ningún tipo de injerencia o indicación por parte del Gobierno a la Fiscalía General del Estado para que no actúe en contra del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, en el caso Púnica.

En declaraciones en el Congreso, Catalá ha subrayado que en este caso hubo cuatro fiscales de la Sala de lo Penal del Supremo y el jefe de la secretaría técnica de la Fiscalía General del Estado que coincidieron en considerar que no había responsabilidad penal, y ha recordado que en asuntos relevantes como este los fiscales tienen además que pedir criterio a sus superiores.

Por otro lado, Catalá ha considerado que la información que publica El Mundo según la cual la Fiscalía también intervino para no acusar al expresidente riojano Pedro Sanz no es cierta, porque en ese caso no hubo modificación de criterio por parte del fiscal.

Esta mañana, el ministro ha hablado sobre este hecho en la Cadena Ser, reconociendo anomalías, pero apuntando a que lo irregular ha sido que una discrepancia interna haya sido conocida por los medios.

A su vez, el PSOE ha registrado este jueves en el Congreso de los Diputados una solicitud a la Mesa de la Cámara para que tramite a través del procedimiento de urgencia la comparecencia que se solicitó el pasado miércoles del Fiscal General del Estado, José Manuel Maza.

A través de las informaciones publicadas en las últimas horas se ha conocido que el Fiscal General habría podido intervenir para modificar el criterio del Ministerio Público sobre las investigaciones de presuntos delitos de prevaricación urbanística hasta el punto de que la causa ha quedado archivada.

Los casos que se encontraban bajo investigación afectaban al expresidente de La Rioja y ahora vicepresidente del Senado, Pedro Sanz así como al presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. Ambos pertenecientes a la formación del Partido Popular.