Los usuarios de Cercanías de Renfe afrontan este martes la segunda jornada sin trenes en las líneas de Renfe C-2 sur, C-7 y C-10 de Cercanías de Barcelona pero con el viaje gratuito y la perspectiva de otras pequeñas mejoras en los trayectos que se realizan con los autobuses alternativos.

Los ciudadanos deberán aguantar estas incomodidades durante dos semanas que es el tiempo que se ha marcado Fomento para revisar las pantallas del túnel del AVE que han provocado los incidentes.

El responsable del AVE en el tramo Madrid-Barcelona-Frontera Francesa, Antonio Fernández Gil, ha informado que se está trabajando en este horizonte de 15 días para restablecer el servicio y aunque no cree que se supere este plazo todavía "hay que profundizar más para conocer con exactitud que obras hay que hacer". 

Fernández Gil ha explicado que la incidencia del fin de semana obliga a revisar todo el sistema de pantallas del túnel de la obra. 

Billetes gratis

Se facilitará información de los recorridos a los conductores de los autobuses alternativos

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, anunció ayer lunes que los usuarios de las líneas de cercanías afectadas por el corte y que deben realizar en parte o totalmente su trayecto en autobús desde sus estaciones de origen a Barcelona o viceversa no deberán abonar el billete.

Los pasajeros que dispongan de abonos mensuales o multiviajes serán compensados con la denominada devolución Xpress cada vez que usen el transporte en alguna de las líneas afectadas, básicamente la C-2 sur (Barcelona-Vilanova-Sant Vicenç de Calder), la C-7 (Martorell-l'Hospitalet) y la C-10 (Barcelona-aeropuerto de El Prat).

Renfe también instalará este martes una oficina de atención al cliente en la plaza de España, punto de salida y llegada de los autobuses que sustituyen los cercanías, para atender las quejas o la realización de justificantes para los usuarios que lleguen tarde a su trabajo, una medida que el lunes reclamaron numerosos viajeros.

Habilitado un carril adicional

Por su parte, el Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha habilitado, desde este martes entre las 6:30 y las 10:00 horas, un carril adicional de entrada en Barcelona por la C-31 (Autovía de Castelldefels) entre el polígono Mas Blau y Bellvitge, para tratar de aumentar hasta 900 vehículos por hora la capacidad de la autovía de Castelldefels.

Esta vía es una de las más afectadas por la suspensión de trenes de Cercanías de Renfe ya que el lunes registró retenciones de varios kilómetros durante la mañana.

También se facilitará información de los recorridos a los conductores de los autobuses alternativos para que no suceda como el pasado lunes, cuando alguno de ellos se perdieron y los usuarios llegaron más tarde de lo previsto.