Kate McCann
Kate McCann saliendo ayer de su domicilio en Rothley, en el condado inglés de Leicestershire (EFE/ADRIAN PEARMAN) EFE/Adrian Pearman

Kate McCann, la madre de Madeleine, la niña de cuatro años desaparecida el pasado 3 de mayo en Portugal, desea dejar la práctica de la medicina para dedicarse al cuidado de niños.

Así lo informa este lunes el vespertino Evening Standard, que añade que Kate solía hacer suplencias de un médico de cabecera dos veces por semana.

Su marido, Gerry McCann, quiere, por el contrario, reintegrarse antes de fin de año a su puesto de cardiólogo en el hospital de Leicester.

"Una madre estupenda"

Los amigos del matrimonio describen a Kate McCann como una "madre estupenda" y no pueden creerse la teoría de la policía portuguesa, que la considera sospechosa de la misteriosa desaparición de su hija.

Desde que Madeleine desapareció, el pasado 3 de mayo, en la localidad de Praia da Luz (Algarve portugués), los McCann se han volcado en una campaña internacional de búsqueda de la pequeña y han lanzado una iniciativa para ayudar a padres con hijos desaparecidos durante sus vacaciones, como es su caso.

Según el Evening Standard, muchos creen que Kate McCann está, por su drama personal, en condiciones de ayudar a padres y a niños que sufran el trauma de una desaparición de ese tipo.