Una mujer y un hombre mueren al estrellarse una avioneta
Dos efectivos del Cuerpo Nacional de Policía investigan el accidente que ha sufrido una avioneta en el que han fallecido una mujer de 47 años y su acompañante -una persona mayor de edad- al estrellarse en Vélez-Málaga (Málaga) sobre una plantación de aguacates. Carlos Díaz / EFE

Una mujer de 47 años y otra persona mayor de edad han fallecido este jueves al estrellarse el ultraligero en el que viajaban en Vélez-Málaga (Málaga) e incendiarse el aparato, han informado fuentes de la investigación y del servicio de emergencias 112.

La mujer de 47 años pilotaba la nave y era su propietaria, mientras que el segundo cadáver está sin identificar y, aunque se sabe que es mayor de edad, no ha trascendido si es hombre o mujer.

Sobre las 13:00 horas, varios ciudadanos han alertado de la caída del aparato sobre una plantación de aguacates situada a unos 500 metros de la pista del Aeródromo Leoni Benabú de la Axarquía y el Cuerpo Nacional de Policía investiga las circunstancias del suceso.

Aunque inicialmente se informó de que los fallecidos eran una madre y su hija de 10 años, después se ha explicado que únicamente está identificado el primero de los cuerpos sin vida de los ocupantes de la nave, que han sido retirados del lugar pasadas las 16:30 horas. Tras el siniestro, han sido avisados de inmediato policías nacionales y locales, la Guardia Civil, los bomberos, los servicios sanitarios y Protección Civil.

Karim Amrouch, trabajador de la finca de aguacates en la que se ha producido el accidente, ha explicado a los periodistas que él y otros compañeros han escuchado un golpe metálico, "y al rato hemos empezado a escuchar sirenas y nos hemos enterado de que se había estrellado una avioneta, aunque no la hemos visto porque estábamos lejos".

Un Coyote haciendo maniobras de entrenamiento

Ha declarado que en su caída, el ultraligero ha arrancado parte de los cables del sistema que tiene la plantación para evitar que los árboles se vean afectados por las heladas. Fuentes del aeródromo han afirmado que mientras no se confirme la identificación de las dos víctimas, sólo pueden hacer "deducciones" sobre los dos ocupantes del ultraligero, aunque han detallado que se trataría de un hombre y una mujer, vecinos de Granada, y que uno de ellos sería socio del aeroclub de la Axarquía.

Asimismo, han precisado que el aparato, del modelo Coyote, estaba haciendo maniobras de entrenamiento, lo que se conoce como "tomas y despegues", que consisten en hacer un circuito de aproximadamente 1,5 kilómetros en el que se despega, se hacen movimientos y se vuelve a tomar tierra.

Las mismas fuentes han precisado que al tratarse de un ultraligero, la reglamentación es diferente a la de las avionetas, y han indicado que estos dispositivos obligan a un pilotaje "más exigente, porque hay que estar atento a más cosas". "Es más fácil entrar en pérdida, y en el caso de este accidente, al tratarse de un entrenamiento de tomas y despegues, no sabemos si el suceso ha ocurrido en uno de los aterrizajes o de los despegues", han expresado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.