La Fiscalía ha solicitado dos años de prisión para seis médicos del Hospital de Basurto por un delito de homicidio imprudente al no haber practicado todas las pruebas necesarias y haber esperado casi 20 horas para operar a un paciente que falleció de apendicitis, según publica deia.com.

La vista oral comenzará el próximo martes en el juzgado de lo penal número 3 de Bilbao y durante el mismo, el Ministerio público y la acusación particular, que considera los hechos como un delito de muerte por imprudencia profesional, solicitarán una indemnización de 82.000 euros para la familia de la víctima, según han indicado desde el despacho de abogados Gómez Mechaca.

Los hechos se remontan a 2005 cuando un hombre de 39 años acudió a urgencias del Hospital de Basurto aquejado de un dolor abdominal.

Consideran los hechos como un delito de muerte por imprudencia profesional
Fue explorado por dos doctoras que al no encontrar nada anormal le dieron el alta médica. El paciente regreso al día siguiente ya que el dolor se le había extendido y tenía vómitos.

Fue atendido de nuevo por una de las doctoras que le habían auscultado la noche anterior y tras consultar a otros médicos lo derivaron al servicio de cirugía.

Allí le practicaron un TAC abdominal que reveló que padecía apendicitis, por lo que fue intervenido, pero cuatro días más tarde falleció.

El informe médico forense determinó que las "casi 20 horas transcurridas" entre el ingreso y la intervención quirúrgica "contribuyeron a empeorar el pronóstico final del padecimiento del fallecido".