Los padres de Madeleine
Los padres de Madeleine, en una imagen reciente. (EFE). EFE

Tras muchas semanas tomando la hipótesis de la sedación de Madeleine como una de las más probables y como presunta causa de su posible muerte, posibilidad esta que los jefes de la investigación ven como más probable, resulta que unas pruebas forenses realizadas a los hermanos de Maddie han determinado que ninguno fue sedado.

Los diarios portugueses habían insistido en el hecho de que los padres de los niños, Kate y Gerry McCann, habían drogado a Sean, Amelie y a Madeleine antes de pasar la noche fuera de su hotel en Praia Da Luz, en el Algarve portugués.

Los restos permanecen en la raíz hasta que el cabello crece"

Las pruebas encargadas por la pareja indican que no existen restos de sedantes en las muestras capilares tomadas a los dos hermanos de Madeleine, según la Cadena Ser.

Restos permanentes

Rachel Woods, directora de los laboratorios TricoTech, explicó al diario The Times que "cualquier elemento que entre en la corriente sanguínea termina llegando a la raíz del pelo, y permanece allí mientras crece".

Por su parte, el analista David Gerrie, de la unidad de Toxicología del hospital de Guy (Londres) explicó al mismo diario que "los restos permanecen en la raíz hasta que el cabello crece".

Para extraer las muestras apropiadas al momento en el que desapareció la niña, los científicos buscaron cabellos de cinco centímetros de longitud, dado que el pelo humano crece un centímetro al mes.