El exlehendakari Patxi López, que ha presentado su candidatura para liderar el PSOE, ha subrayado este lunes que no siente que haya traicionado a Pedro Sánchez y ha asegurado que siempre ha sido leal "a mi secretario general, a todos y ahora soy leal a un proyecto en el que creo", el de una "izquierda exigente".

En declaraciones a la Cadena Ser, ha señalado que habló con Sánchez antes de anunciar su candidatura y que fue "una conversación agradable, de dos compañeros que hemos compartido mucho y que compartimos mucho".

Además habló con otros secretarios territoriales, entre ellos la andaluza Susana Díaz, con la que ha dicho que también mantuvo una conversación "agradable, en el sentido de dos compañeros que sabemos que lo importante es recuperar el PSOE".

No obstante, López ha reconocido "alguna tensión con algún otro" dirigente, que no ha querido desvelar, ya que "hay alguna gente que piensa que la solución no es el enfrentamiento en primarias".

Tras señalar que la ciudadanía no escucha a "un partido desunido y con broncas internas permanentes", ha asegurado que se presenta porque cree que "hay que abrir un nuevo tiempo en el PSOE para unirlo, para definir un modelo en el que la militancia tenga un papel clave y un nuevo proyecto de una izquierda exigente".

A su juicio, la falta de credibilidad del PSOE le viene no tanto por cómo ha funcionado internamente sino por "las políticas que hemos podido hacer". "Se nos veía muy cercanos a la derecha", ha considerado.

"Quienes estaban con Sánchez pueden verse representados por López"

Por su parte, el secretario general del PSE-EE de Bizkaia, Mikel Torres, ha respaldado la candidatura de López y ha opinado que "quienes estaban con el anterior secretario general Pedro Sánchez, pueden verse ahora representados con el modelo" que representa el candidato vasco.

En una entrevista en Radio Euskadi, Torres ha destacado que López "tiene un muy importante bagaje institucional y político, y no tiene una mochila personal de enfrentamientos personales con nadie", por lo que representa "una oportunidad de aunar el partido frente a quienes representan dos posturas muy enfrentadas", en referencia a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, y Pedro Sánchez. De esa manera, "si Susana se decide a dar el paso (y presentarse a liderar el PSOE) vamos a ver dos modelos de partido".

Si Susana se decide a dar el paso, vamos a ver dos modelos de partidoHa analizado que desde el Comité federal de octubre, cuando Pedro Sánchez dejó la Secretaría General, "se ha venido demostrando que igual el proceso para liderar el partido ya no es el mismo" y "quizás también las diferentes federaciones han visto en Patxi López la persona que puede aunar el partido".

De esa manera, quienes respaldaban a Sánchez pueden verse ahora "mayoritariamente" representados por el exlehendakari quien, según ha recordado, siempre ha mantenido políticas "muy de izquierdas y muy diferenciada del PP" y quien defendió el voto en contra en la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, "aunque se abstuvo por disciplina de partido, como explicó".

Por lo tanto, ha dicho Torres, con López "se marcaría un estilo diferente al que se ha venido desarrollando la gestora del PSOE en los últimos meses".