El accidente, en el que se vieron implicados varios vehículos que colisionaron por alcance, tuvo lugar a primera hora de la tarde en medio del puente, en sentido Pontevedra, y obligó a cortar el tráfico en esa dirección.

Como consecuencia, se produjeron retenciones y la Policía Local optó por el cierre de los accesos a la autopista en el casco urbano de Vigo.

Poco antes de las 17.00 horas, la Guardia Civil ha podido reabrir un carril en la zona del siniestro, y los accesos desde Vigo a la AP-9 también han quedado abiertos. El tráfico se ha reanudado, aunque todavía con algunos problemas de fluidez.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.