en la voluntad de acuerdo que hay por ambas partes".

Guillén ha añadido que "ha sido una reunión provechosa y en la que se han concretado ya alguna cosas para seguir avanzando en ellas. He visto en el Gobierno de España una actitud muy distinta y mucho más receptiva que en otras ocasiones".

En el transcurso de la reunión, presidida por Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro, se han perfilado los asuntos que puede ser objeto de tratamiento en la reunión de presidentes del 21 de enero.

Se trata de articular un nuevo sistema de financiación autonómica, elaborar una agenda europea para tratar con las autoridades comunitarias, la despoblación como problema de la España interior, aspectos relacionados con la educación, la sanidad y la dependencia y la posible suspensión de la tasa de reposición, una cuestión que incide muy directamente en la Comunidad Autónoma de Aragón, sobre todo en aspectos relacionados con la convocatoria de plazas en el Salud.

Estas grandes áreas de la gestión política coinciden básicamente con los que el consejero Guillén ha expuesto en su intervención de esta tarde y que ha adelantado este pasado martes tras la celebración del Consejo de Gobierno.

"Nos interesa la agenda europea porque en ella queremos incluir una serie de cuestiones de vital trascendencia para la Comunidad Autónoma como son la PAC, la resolución del problema del lindano o el futuro del carbón", ha añadido el consejero Guillén.

COMISIÓN BILATERAL

Un aspecto que ha singularizado la propuesta aragonesa con respecto a las demás ha sido la importancia de las infraestructuras transfronterizas y de su avance en los próximos años, sobre todo después de la forma en que se han progresado con respecto al Canfranc, ha precisado el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

El consejero Guillén volverá a incidir en este aspecto en la próxima previa, que se celebrará el próximo 11 de enero, reunión de la que tendrá que salir un orden del día, ya concreto, para abordarlo en la propia Conferencia de Presidentes.

Al respecto, Vicente Guillén ha abundado en que todo lo que sea salvar el obstáculo de la cordillera pirenaica tiene unos efectos que "superan, en mucho, los propiamente aragoneses" y ha confiado en su inclusión como aspecto con protagonismo propio en la agenda de temas europeos.

El consejero de Presidencia ha mantenido un breve encuentro con el actual secretario de Estado de Administraciones Públicas, Roberto Bermúdez de Castro para convocar la Comisión Bilateral de Cooperación Aragón-Estado, convocatoria con la que Bermúdez de Castro se ha mostrado conforme en convocarla lo antes posible.

Entre 2008 y 2016 se han producido seis reuniones de la Comisión Bilateral Aragón-Estado pero la última data del 2 de octubre de 2013. Además la petición ya está cursada por el propio presidente de Aragón, Javier Lambán.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.