Los 85.000 metros cuadrados, equivalentes a doce campos de fútbol del tamaño de la Romareda, de las nuevas instalaciones industriales de Pikolin estarán prácticamente ocupados a la vuelta de las vacaciones de Navidad, ha informado la empresa en una nota de prensa

Pikolin ha estructurado su traslado en varias fases con el fin de asegurar la distribución y comercialización de sus productos sin interrupciones.

Así, el área de almohadas se encuentra ya en las nuevas instalaciones desde el pasado mes de noviembre cuando se inicia el traslado de maquinaria. Las grandes dimensiones de la fábrica han exigido una "correcta y planificada" coordinación de todos los equipos de trabajo, que supondrá mover más de 300 máquinas con un peso aproximado de 40 toneladas y 48.000 metros cúbicos de volumen lo que exigirá una flota de 600 camiones.

ERGONOMÍA

Las nuevas instalaciones, en las que Pikolin ha invertido 50 millones de euros, son las "más modernas y avanzadas", desde el punto de vista tecnológico de su sector en Europa. Todo el proyecto ha sido concebido sobre un doble eje que gira sobre el incremento de la eficacia productiva y el aumento de la seguridad y el confort laboral, ha detallado la empresa.

Un 30 por ciento de la plantilla trabajará con equipos completamente nuevos, que mejorarán la eficiencia productiva al tiempo que garantizan una mayor seguridad y ergonomía del empleado.

Las zonas de producción están convenientemente aisladas y con sistemas de refrigeración y calefacción para su correcto acondicionamiento. Además del aislamiento térmico, las naves, con el doble de altura de las actuales, disponen de niveles de iluminación tanto naturales como artificiales acordes a los diferentes procesos.

También se han instalado aislantes acústicos anti reverberaciones en las zonas con un mayor volumen de ruido, han concluido desde Pikolín.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.