Botellón
Jóvenes haciendo botellón. HOSPITAL RUBER JUAN BRAVO

La Fundación de Ayuda a la Drogadicción (FAD) ha lanzado este miércoles una campaña de sensibilización social que pretende que sea el pistoletazo de salida de un plan de acción frente al consumo de alcohol en menores en el que esté implicada toda la sociedad.

"El problema con el consumo de alcohol por parte de menores es que no vemos que sea nuestro problema. ¿Hacemos algo?". Este es el lema de la campaña, que tiene como objetivo propiciar la reflexión sobre un fenómeno "cultural, problemático y complejo" y hacer patente que esta situación de grave riesgo tiene que ser enfrentada por toda la sociedad.

Así lo ha manifestado el presidente de la FAD, Ignacio Calderón, en rueda de prensa en la que ha presentado esta campaña, que nace poco después de que se produjera una "terrible desgracia", como fue la muerte de una niña de 12 años a consecuencia de un coma etílico.

Este hecho ha producido "un impacto social muy fuerte", es "un cohete que se ha encendido" y "sería terrible que se apagara y siguiéramos igual".

Aunque, "los datos estaban ahí", como que más de 480.000 menores se han emborrachado en el último mes. Esta es "la mala noticia" que resalta la campaña, pero hay otra "peor": "todos pensamos que esto no va con nosotros".

Por ello, el objetivo de la campaña es "conseguir una movilización social que propicie de forma clara un punto de inflexión, un cambio de rumbo ante un fenómeno de extrema gravedad sobre el que llevamos años alertando".

"Es un problema absolutamente prioritario al que, de manera ineludible, se debe plantar cara de manera colectiva", ha subrayado Calderón, quien ha advertido de que a "los datos hay que ponerles ideas, preguntas y luego, darles respuestas".

Una nueva ley

La campaña se pone en marcha también poco después de que la nueva ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, haya anunciado su disposición a aprobar una ley que frene el consumo de alcohol entre los menores, una propuesta que Calderón ha valorado.

No obstante, ha reconocido las dificultades que hay para sacarla adelante, ya que "tiene que regular temas de enorme importancia para la economía y los puestos de trabajo", y aunque cree que "las leyes tienen que estar ahí", ha insistido en que "no lo arreglan todo",

El presidente de la FAD ha explicado que la campaña es el primer elemento del plan de acción, que "se quedará en el olvido" si éste no llega a plasmarse. Un plan que, según ha insistido, debe ser conjunto y podría incluir la creación de un órgano de comunicación con los poderes públicos.

Según la FAD, la realidad del consumo de alcohol en España entre los jóvenes responde a los siguientes datos:

Las borracheras: Alrededor de 489.843 jóvenes de 14 a 18 años se han emborrachado en el último mes. De ellos, 361.346 son menores de edad, entre los 14 y los 17 años.

El botellón: 1.270.946 jóvenes han hecho botellón en los últimos 12 meses. El grueso de este número, 961.266 son de nuevo menores de 18 años.

Consumo en atracón: Ocurre habitualmente los fines de semana y se computa como tal la ingesta de cinco o más copas o vasos en un corto espacio de tiempo. Más de 700.000 jóvenes, según la FAD, admiten que beben alcohol de esta manera durante los fines de semana.

Consumo de riesgo: Alrededor de 703.874 menores de 14 a 18 años tienen un consumo de riesgo de alcohol durante sus salidas y ratos de ocio del fin de semana.

Bebedores diarios: El número de menores de edad que consumen alcohol todos los días es alarmante. Según la FAD, el número asciende a 37.510 menores de edad. Y solo en el último año, al menos 285.700 jóvenes se han iniciado en el consumo de bebidas alcohólicas.

Prueba: El 78,9% de los menores de edad admiten que han consumido alcohol alguna vez en su vida, lo que equivale a 1.740.931 jóvenes que ya han probado el alcohol. De ellos, 1.694.595 reconocen que esa ingesta la han realizado en el año en curso y algo más de millón y medio lo han hecho en el último mes (el 68,2%).