En un escrito remitido al Juzgado, al que ha tenido acceso Europa Press, se pide el sobreseimiento libre del procedimiento respecto a Radko, investigado como cómplice, y Mitka, como presunta autora, y que se levanten también las medidas cautelares que actualmente hay en vigor para ellos.

Según el escrito remitido al Juzgado de Sigüenza por Francisco Parres, la situación procesal que hay ahora habla de dos personas en condición de investigados de autoría del crimen (Mitka y Apolinar, este último hermano de la víctima, Faustina Vacas), "cuando nunca se ha hablado de coautoría y por tanto ambas son excluyentes entre sí", afirma.

Para Parres es evidente que en esta investigación se dan "contradicciones", y asegura que tras la reconstrucción de los hechos por parte de Apolinar, esté declaró varias veces que Mitka no era la autora material del crimen.

Además, en el escrito añade que varios testigos sitúan a ambos fuera de la casa el día en que ocurrieron los hechos; ella en Villares de Jadraque, y él, en el pueblo pero "cortando árboles en la plaza". Ha pasado más de un año y la investigación sigue abierta sin que en este momento haya nadie en prisión.