El exjefe del Ejecutivo y presidente de la fundación FAES, José María Aznar, ha acudido este lunes a la misa funeral por el fallecimiento de la exalcaldesa y senadora Rita Barberá en la Catedral de Valencia.

Cerca del expresidente, han estado sentados también los expresidentes de la Generalitat valenciana, Francisco Camps y Albert Fabra. La misa ha sido oficiada por el cardenal arzobispo Antonio Cañizares.

Otros ex altos cargos del PP que han asistido al oficio han sido José Manuel García-Margallo y Jaime Mayor Oreja.

Aznar no pudo asistir al funeral que tuvo lugar el pasado jueves por encontrarse fuera. Hasta Valencia se desplazaron ese día el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y la ministra de Defensa y secretaria general del PP y, María Dolores de Cospedal.

El pasado miércoles, a través de un comunicado, Aznar lamentó que Barberá "haya muerto habiendo sido excluida del partido al que dedicó su vida". Además, dijo que había muerto "antes de ver archivada la causa abierta contra ella". "Y con ello, el restablecido el buen nombre que para mí siempre tuvo", recalcó.

"Banquillo de los medios"

En su homilía, Cañizares, ha pedido "que no se hagan más víctimas, que no se siente a nadie en el banquillo de los medios".

Cañizares ha destacado de Barberá su "sacrificio total y sin reservas por todos. Que su muerte no siembre división y enfrentamiento, sino la concordia", ha pedido el cardenal, quien ha resaltado además que los medios "deben decir la verdad", porque, de no hacerlo, se correría el riesgo de "destrucción de la sociedad y de España".

Consulta aquí más noticias de Valencia.